Un hombre puede ser Infiel y mentirte haciendo esto ¡Y tú sin darte cuenta!

Igual que no existen personas completamente iguales en el mundo, tampoco hay relaciones que lo son. Tener pareja requiere establecer normas que serán compartidas por los miembros que la forman. Muchas veces, damos por sentado que el otro debe tener actitudes que nosotros esperamos simplemente porque hemos interiorizado que ha de ser así.

Esperas mucho del otro, por el simple hecho de que tu estás dispuesta a dar mucho por él. Pero, si quieres que tu relación funcione deja lo implícito de lado y exprésate. No esperes nada y habla sobre lo que quieres. La comunicación es básica entre vosotros.

A parte de las incontables cosas positivas que puedes sacar de una relación sana, también deben haber renuncias, de muchos tipos. Existen las consensuadas y las que se dan por hecho, sin más. La infidelidad es, o debería ser, una de las segundas. Pero, ¿hasta cuando dura esa renuncia? ¿un mes, un año, toda la vida? Paradójicamente la fidelidad es uno de los valores más compartidos por la mayoría de parejas, en cambio es uno de los principales motivos de separaciones a nivel mundial.

Hay muchas razones por las que somos infieles y, con la explosión del mundo Internet, cada vez más tipos. Si antes nos preocupábamos porque nuestro chico no tonteara con otras en la discoteca, ahora también le sumamos con quien habla o sigue en Facebook, cuantos likes pone en Instagram, por no hablar de si está dentro de alguna de las aplicaciones actuales para ligar.

Existen los que creen que mientras no haya contacto físico no puede considerarse infidelidad, pero ¿dónde está el límite realmente?. Un: me gustas mucho ¿es menos importante por qué se lee y no se escucha? Internet nos ha abierto infinitas posibilidades para ser infiel. Ya no importa si es un hombre tímido o si le cuesta hablar en público, la pantalla le ofrece la oportunidad de ser otro. ¿Cuántos hombres conoces que vayan por la calle presentándose a todo el mundo? Sin embargo, tienen cinco chats abiertos con cinco chicas a las que acaban de conocer. ¿Se considera eso infidelidad?

Un estudio de la Universidad Abierta del Reino Unido ha observado que existe una gran diferencia entre hombres y mujeres en la forma de percibir el engaño en la red. Mientas para muchos de ellos, es una simple charla puntual sin importancia, es doloroso y desleal para nosotras. Aunque eso pueda variar también dependiendo de la persona.

Además, el problema aumenta de tamaño. Ya no solo se trata de que se habrán esos cinco chats puntualmente un día, es que el engaño en la red es altamente adictivo. Muchos infieles virtuales reconocen que nunca llegarían a nada más que trascendiera la pantalla, pero que es una sensación que les hace sentir vivos, entretenidos, y sobretodo mucho más seguros de sí mismos.

Lo cierto es que, aunque no llegue a haber contacto personal, el dolor que causa descubrirlo es igual que una infidelidad real. Seguro que tu también te has sentido decepcionada por alguien a quien querías, y esa sensación está por encima de lo real o virtual.

No existen reglas universales en este sentido, y cada pareja debe poner sus límites. Pero valórate a ti misma por encima de tu relación. ¿De verdad quieres estar al lado de una persona que necesita tontear con otras para sentirse bien?. Si no tiene suficiente contigo, cierra esa puerta.

Una vez acaban con tu confianza ya nunca vuelve a recomponerse. La confianza es como un plato roto en el suelo, por mucho que le pidas perdón, esos pequeños trozos en los que se ha convertido no van a volver a unirse. Y aunque el otro se esfuerce en pegarlos, siempre quedarán grietas. Si ese plato ya nunca volverá a ser lo mismo, tú tampoco.

Periodista: Noelia Noem. Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It

Loading...