Si dejas que tu hombre tenga una “aventura amorosa” conseguirás ser mucho más amada por él

Cada día con más frecuencia estamos expuestos a constantes distracciones que hace que perdamos realmente de vista las cosas importantes en nuestra vida. Con la llegada de Internet y de las redes sociales, este factor creció exponencialmente, hasta llegar a romper relaciones amorosas.

Estamos en un tiempo donde cada vez las personas estamos más encerradas en nuestro propio mundo, demasiado centrados en las distracciones que nos acechan diariamente. Por eso, la única solución existente en estos momentos es que cada matrimonio debe tener una aventura amorosa, sino quiere que su relación fracase.

Seguro que te estás llevando las manos a la cabeza con la afirmación que acabas de leer. Realmente es cierta. Todas las cosas que nos distraen, que hemos comentado anteriormente, nos hacen alejarnos un poco más cada día de la persona a la que amamos. Esas cosas le ganan la batalla a esa mujer de la que, supuestamente, estamos enamorados, y les cedemos toda nuestra atención.  

Nos pasamos la mayoría de nuestro tiempo diario con un teléfono en nuestras manos, o dándole más importancia a nuestras distracciones, que a nuestra mujer. Hasta el punto de llegar a pensar con quién realmente estamos casados. Y aunque en tu mente tengas muy claro la respuesta, no es lo que estás demostrando diariamente.

Así, si quieres que esta relación funcione, y que tenga un futuro duradero, lo primero que debes hacer es centrar toda tu atención en lo que es realmente importante en tu vida, tu esposa. Por eso, debes tener una aventura amorosa con ella. Haz que tu mujer sea el único centro de distracciones de tu vida, aquella por quien luchar.

Aprende a dar el paso, a dejar las otras cosas de lado y a ser fuerte de mente. Seguramente muchas veces tendrás tentaciones y otras distracciones nuevas aparecerán en tu vida, pero debes mantener tu promesa interior firme.

Esto no es un proceso que se consiga en un día, va a costarte tiempo y mucho esfuerzo, pero debes ser constante y, sobre todo, perseverante. Debes tener muy claro que todas las relaciones son fruto de un trabajo constante, y que debes saber renunciar a algunas cosas si quieres ser feliz a su lado. El límite solo puedes marcártelo tú, así que adelante.

Y sobre todo, ten claro que cuando el vínculo de una relación se rompe, ya no hay marcha atrás. Así que cuídala antes de que esto suceda. Muchas personas se dan cuenta de esto cuando ya es demasiado tarde y no hay nada que hacer. Así que olvida esas cosas que solo te aportan una felicidad momentánea, y apuesta por tu esposa, que te regalará esa felicidad eterna. Porque al final, la única relación que va a permanecer en el tiempo va a ser esa. Todas las otras cosas van a ir desapareciendo poco a poco, haciéndote sentir cada vez más solo. ¿Estás dispuesto a luchar por la única aventura amorosa que deberías tener?

Loading...