Nueva canción que limpia y sana tu alma al hacerte llorar. Sentirás estar en el vientre de tu madre

Una de las películas del año, según muchos críticos del cine, ha sido “La LLegada”, del director Canadiense Denis Villeneuve. Una obra maestra digna de ver y de tenerla en los estantes de tu casa. Película la cual va más allá de una simple “peli” de ciencia ficción, convirtiéndose así en una reflexión profunda sobre la humanidad, el planeta tierra, el futuro, y los sentimientos más profundos del ser humano. En la supervivencia de la especie en el universo. Por cierto, en dicha gran película, la protagonista -saliendo de los tópicos americanos donde el hombre siempre es el héroe- es la heroína del largometraje y la persona que salva el planeta, y a los humanos, del mal que reside en el mismo. “El humano”. Paradójico, pero cierto e increíble.

“La Llegada”, con su música original dirigida y creada por Jóhann Jóhannsson es hipnotizante y futurista. Y para poder plasmar todo su potencial, Max Richer, un productor, pianista y compositor británico, fue seleccionado para aportar, también, su arte y composición musical, con una gran canción, y ha sido todo un éxito.

Sólo hace falta ver la película para que comprendas más sobre su música y producción. Con “On the Nature of Daylight” de Richer, es una de las canciones principales del film y una obra maestra. Con dicha canción podrás viajar en lo más profundo de tus sentiminitos y dejarte ir por su gran sentimiento. Podrás liberar tensiones, llorar para sanar, y calmar, cualquier mal que hace tiempo puede haberse quedado incrustado en tu alma y espíritu.

La música sana y es curativa. Muchos científicos lo han demostrado en la actualidad. Ten fe en ello y verás los resultados.

“On the Nature of Daylight” by Max Richter ha tenido miles de comentarios en la red, los cuales, muchos de ellos, condicen en lo mismo. Hace llorar y te transporta a un lugar que no sabes cual es, pero que te resulta familiar. Así como si te adentraras al vientre de tu madre por segunda vez.

Cierra los ojos a solas y escucha la canción, a poder ser con bastante volumen, y déjate ir. Siente como los violines lloran y como tu cuerpo y alma se entrega a cada una de las notas para así rendirse y sentir que algo puede llegar a cambiar en ti en pocos minutos. Es una canción que no sólo te hará llorar, sino que además te hará reflexionar una vez la hayas terminado de escuchar. Te dejará pensando en ti mismo, tu vida y en el tiempo que aún te queda por vivir.

Todo un placer. Piel de gallina. Terapia y amor.


Loading...