Por qué puede ser mejor el segundo amor de tu vida

Es más que certero que todo el mundo coincide en que el primer amor es el mejor. Es el amor que recordaremos para el resto de nuestras vidas y el amor que jamás podremos olvidar. ¿Pero es mejor que el segundo?

Si somos honestos y reflexionamos podemos ver que casi siempre es mejor el segundo amor y hay varios y sencillos motivos que lo demuestran.

El primer amor es de lo más “Crazy” del mundo y todo se vuelve de color de rosa. Nos volvemos como niños locos enamorados y damos todo, y más, de nosotros mismos.

Descontrolamos muchas cosas y nos dejamos llevar sin miedos y sin madurez.

Es un amor muy lindo “sí”, y como no, será un amor que recordaremos toda la vida.

Ahora bien, si analizamos algunas cosas podemos ver que también cometemos muchos errores, ya que es la primera vez que nos enamoramos y muchísimas veces sólo queda en eso. “EN UN PRIMER AMOR”.

El segundo amor

Cuando iniciamos un segundo amor somos más maduros, tenemos más conocimientos de la vida del amor y es más fácil no cometer algunos errores de novato en este mundo de mariposas.

Con el segundo amor sabemos comprender más nuestra pareja, y por supuesto, conseguimos tener mejores relaciones sentimentales, entre ellas también el sexo.

Con un segundo amor somos más conscientes de muchas cosas y valoramos muchísimo más los pequeños detalles.

Nos volvemos más empáticos y aprensivos y en definitiva somos más perfectos como parejas.

El segundo amor tendemos a compararlo con el primero, es inevitable, pero de una forma inteligente para llevar a cabo mejor la relación actual y aprender de aquellos errores de inmadurez y de inconsciencia.

Es una reflexión muy subjetiva, pero no se aleja de la realidad.

En la vida hay casos de todo tipo y no podemos dejar de tener en cuenta que muchas veces hay parejas las cuáles uno de ellos están viviendo su primer amor, mientras que el otro tal vez vive el segundo o el tercero.

No pierdas la esperanza

Para aquellos que piensan que han perdido todo en la vida porque han perdido el primer amor, que sepan que, tal vez, están equivocados y hay mucho amor e inteligencia por vivir.

Perder el primer amor es la vida misma y en realidad no pierdes, sino que ganas, ya que en la vida no perdemos nada. Todo suma y cada vez que aprendemos de alguien o de algo en la vida, ganamos.

Lo único que perdemos en la vida es el tiempo. No lo pierdas lamentándote y sal a por tu siguiente amor. Sé feliz.

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It

Loading...