Cuando una Mujer no debe Mendigar el Amor de un Hombre

No podemos pedir a alguien que nos ame como nos gustaría, o como lo hacemos nosotros. Después de muchos días llorando por ti, hoy por fin me he dado cuenta que ha habido un punto de inflexión en mi vida.  He pensado en ti, pero ya no lo he hecho como antes. Ya no te echaba de menos, ni tenía esas ganas casi irreprimibles de estar a tu lado. Y sobre todo, estoy feliz de estar en el punto en el que estoy.

En este momento sólo puedo darte las gracias. Gracias por enseñarme el valor de mí misma y que todo lo que deseas no puede cumplirse. Que a veces no puedes tener al lado esa persona que te gustaría que estuviera y que te protegiera, y que debes hacerlo tu sola. Gracias por hacerme perderme para que tuviera que encontrarme y renovarme, hacerme más fuerte y más valiente.

Creía que nunca podría borrar tu huella de mí, pero hoy lo he hecho. Y aunque todavía trato de sacar pedacitos de ti de mi interior, he comprendido que no hay marcas imborrables, sino personas que no quieren borrar. Y he decidido que quiero a alguien que deje marca, pero sin necesidad de herir.

Y no quiero que pienses que esto es un reproche por no amarme como yo esperaba, o como yo lo hacía. He aprendido que no debo mendigar el amor de nadie, que la persona correcta para mí es aquella que lo da todo sin pedirle nada. Y que no se puede obligar a sentir a nadie. Solo puedo dar lo mejor de mí y dejarme llevar, sin preocuparme si el otro va a hacerlo o no. Solo así se puede llegar a amar de verdad, aunque al final pueda doler.

Aún así, no voy a perder los momentos buenos que hemos pasado juntos. Durante mucho tiempo te he culpado de todos mis males, olvidándome de mis errores. Y ahora solo deseo que seas tan feliz como lo estoy siendo yo. Que encuentres lo que buscabas, que nunca entendí que era, y que te llene más de lo que tenías.

Hay personas que llegan a tu vida para desordenarla, y sin querer te obligan a ordenarla de nuevo. Y entonces maduras, creces como persona, y te das cuenta que nadie es esencial. Que la única persona a la que necesitas complacer es a ti misma. Así que trabaja para ello. Y no esperes nada de nadie, es mejor estar triste que decepcionado.

Periodista Noelia Noem. Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It

Loading...