Un año nuevo es una nueva oportunidad para hacer resoluciones y propósitos. Te incentiva, te motiva, pero tienes que proponerte hacer cosas verdaderamente realistas, que te aporten de forma positiva a tu vida. Cualquier ganancia vendrá después de que consigas estar bien centrada y feliz con quien eres. Cuando lo logras todo fluye, eres feliz, te salen mejor las cosas porque siempre las ves desde una perspectiva positiva, consigues el éxito.

Por ello, hoy te cuento 10 propósitos que debes cumplir este nuevo año para convertirte en una persona más exitosa y más feliz. ¿Te gustaría lograrlo? Bueno, inicia con el clásico deseo de año nuevo, pero que esta vez sea real. Ya no pospongas las cosas importantes, deja de posponer tu propia vida porque el tiempo pasa y, lamentablemente, como todas las personas, tienes una fecha de caducidad, y lo peor, es que no tienes idea de cuándo será.

¡Despierta! Decídete a hacer eso que ya no puede esperar más. Tu segundo propósito será dejar de creer que no eres capaz de hacer las cosas que quieres o te gustan o que no eres lo suficientemente buena para algo o para alguien. Deja de menospreciarte, todos somos diferentes, cada uno tenemos cualidades específicas. Solo necesitas aventurarte para dar con eso en lo que en verdad te desenvuelvas bien. Si vas a juzgar a un pez por su habilidad para correr, el pobre siempre creerá que es un inútil, un bueno para nada.

Necesitas amarte antes que a nada y nadie, necesitas convertirte en tu prioridad número uno. No ceder tus opiniones, tus gustos, tus necesidades ni tus sueños por alguien más. Al final del día la persona que siempre estará a tu lado para confortarte eres tú misma. Otro propósito: No entregar tu corazón y confianza sin estar segura de la persona que tienes a tu lado. Sabes de lo que son capaces las personas, permíteles acercarte, pero no abras tu corazón tan rápido, aprende a reconocer sus verdaderas intenciones.

El quinto propósito es sonreír más, sonríele incluso a las personas que no les agradas. Contrarresta las malas energías con una sonrisa genuina. Además, las sonrisas se contagian, si lo haces más seguido, tienes más posibilidad de hacer que otras personas sonrían y su día cambie de color.

Promete ser más responsable con las cosas que dices que harás y con las cosas que dices que eres. Que la hipocresía no exista en tu vocabulario. No finjas, mantente siempre honesta con quién eres y lo que crees. Pretender agradar a todo el mundo hará que quedes mucho peor delante de todos.

Para conseguir el éxito necesitas adoptar este propósito: Lo que no entiendas, pregúntalo, si nadie lo sabe, investígalo, jamás te quedes con la duda. El desconocimiento y la indiferencia pueden acabar con todos tus sueños. Saber más de todo lo que necesitas saber te prepara mejor para las batallas por luchar. Además, no permitas que personas con más conocimiento o más experiencia se sientan con derecho de pisotearte, podrán saber mucho, pero si no son personas amables, no tienen  por qué ser dignos de tu paciencia.

Empieza a correr, empieza a ejercitarte de forma habitual, crear una rutina de ejercicio físico, aunque puede ser difícil al principio, te hace sentir más energía para cumplir tus metas de cada día y al mismo tiempo te mantiene más saludable. Tratar bien tu cuerpo es clave para conseguir el éxito.

Y por último, pero no menos importante, cuida lo que te llevas a la boca. Disfruta de todo lo que te gusta, no te prives de lo que deseas, pero siempre de forma moderada, degustar lo que te gusta no significa que debas llenarte hasta no poder levantarte de la silla. Quiérete más.

Ámate, no pierdas la confianza y cuídate mucho.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.