Las relaciones pueden ser complicadas, ameritan de gran esfuerzo y compromiso, y sobre todo de paciencia para poderse consolidar. El amor no es solo sonrisas y felicidad, un amor real es afectuoso y paciente, pero a medida que se conocen más y conviven pueden surgir diferencias que los afecta. Y aunque ames mucho a una persona, cuando esas diferencias se les sale de las manos, lo mejor es alejarse. Por su propio bienestar.

Sé que puedes creer que se trata del amor de tu vida y que debes mantenerte en pie para hacer que lo que tienen sobreviva. Pero ese pensamiento puede perjudicarte mucho más de lo que crees. No solo estás perdiendo parte importante de tu vida, también te sometes a la frustración, el abuso emocional y la tristeza, que te marcan para siempre.

Aquí te cuento 10 señales de que necesitas alejarte de tu pareja aunque lo sigas amando:

Sigues a la espera de que las cosas mejoren

Llevan mucho tiempo juntos, sabes que las cosas entre ustedes no están bien, pero mantienes una absurda esperanza de que eventualmente las cosas mejorarán. No insistas, las cosas no serán diferentes porque él y tú seguirán siendo las mismas personas incompatibles.

Dejan algunas discusiones sin terminar

Ya están tan acostumbrados a discutir por todo que ya hasta se cansan de seguir discutiendo y quedan los argumentos sin resolverse. Se acumulan los problemas y los temas sin resolver y eso te acaba tanto como a él, corta la conexión profunda que se tenían.

Eres infeliz en la relación

Ya no te motiva a sonreír, a ver la vida con ilusión. Si ya no te sientes feliz, si sientes que sus acciones no te complacen y el amor que se tienen no es suficiente, entonces aléjate.

Sueñas despierta sobre cómo sería tu vida sin él

A pesar de que sigues a su lado batallando, de vez en cuando te da por pensar cómo sería tu vida por ti misma de nuevo. Tener el tiempo para dedicarte solo a ti y no pasar por discusiones ni comportamientos tóxicos.

Tus expectativas no se cumplen y tus necesidades no son satisfechas

Tenías muchas expectativas para la relación y a pesar de todo el esfuerzo que le pones, nada de lo que esperabas ocurre. Se llenan de problemas y de ninguna solución. Tus expectativas no fueron satisfechas, pues ya no creas que se cumplirán. Solo aléjate.

Eres víctima de abuso psicológico

Si eres víctima de abuso psicológico o emocional, es hora de decir adiós, ese apego que sientes y ese miedo de dejarlo y estar sola es provocado por ese mismo abuso. Es un comportamiento insano que acaba con tu estado mental. Te derrumba y no puedes seguir con alguien que te haga eso.

Sientes que no crecen como pareja ni como individuos

Desde que están juntos sientes que no avanzan, quizá hasta sientes lo contrario, que en vez de prosperar se vuelven fracasados. No mejoran como pareja y tampoco mejoran como personas, es mejor alejarse y seguir adelante por sí mismos.

Siguen rompiendo y volviendo

Si estás en una relación en la que terminan constantemente para luego estar juntos de nuevo, aunque lo ames sabes que esa relación no es sana. Se los va consumiendo desde el interior hasta que solo sientas odio el uno por el otro. Es tiempo de decir adiós.

Juntos son peores personas

Si estando juntos sacan lo peor de cada uno, entonces no deberían estar juntos. Es una señal obvia que al estar junto a él salga de ti una persona desagradable que no sabía que llevabas dentro.

Que busques artículos como este

Si te la pasas buscando artículos como este para asegurarte de que alejarte es lo correcto o si debes seguir luchando por la relación, es una clarísima señal de que debes moverte e irte. Si ya lo dudas, ya sabes que no es correcto que sigan juntos, aunque duela, aunque aún sientas emociones por él.