Cuando un hombre se ABURRE de su Mujer… 15 Cosas que debes saber ¡Así su amor no dura!


Existen muchos motivos por los que un hombre puede llegar a aburrirse de ti. Normalmente la rutina, la falta de interés por el otro o la incomunicación pueden llegar a hacer que se rompa lo que habíais construido. Pero si sabes detectar a tiempo el problema, existe solución. Estáte atenta a estos 15 signos de alarma.

[tabs slidertype=”simple”] [tab]1 – Vuestra relación se basa en unos cimientos que son débiles

Puede ser que vuestra relación haya empezado y avanzado a un ritmo muy rápido. Esto puede haber hecho que puntos importantes de vuestra relación se hayan construido débilmente y que la relación tenga unos cimientos frágiles. Normalmente queremos alcanzar algunas metas como ir a vivir juntos o casarnos, muy rápidamente. Pero, los expertos recomiendan que es mucho mejor ir poco a poco, y sobretodo no tomar decisiones muy importantes en un principio. Los hombres se agotan de tomar decisiones cuando se lleva muy poco tiempo, y eso puede hacer que lleguen a aburrirse de ti.

2 – Querer volver a estar soltera, puede crear distancia

Nos cuesta reconocer esta sensación cuando se estamos en pareja, ya que sientes que lo estás traicionando. Pero cuando esto ocurre lo único que puedes hacer es afrontar el problema y hablarlo con él. Si no lo haces, solo harás que crear una distancia entre vosotros. Los hombres prefieren mujeres que estén seguras de lo que quieren y de donde quieren estar, en el momento que empieza a ver que tienes dudas, o que en tu balanza tienen más peso otras cosas de tu vida anterior que él, puede llegar el momento en que se canse y se aburra de la relación.[/tab] [tab]

3 – Cuando ve que tienes más interés en otra persona

Si el problema no es que eches algo de menos de tu pasado, sino que estás interesada en otro hombre, puede ser un detonante para él. Aunque tengas muy claro que es tu pareja con la que quieres estar y que nunca querrías engañarlo con otro, el sentir que otras personas te aportan más vitalidad y frescura que él, puede provocar que crezca una gran distancia entre vosotros y que ponga un muro en la relación, hasta que acabe por aburrirse de la situación. Debes saber que la novedad siempre será más divertida que algo que ya lleva tiempo en tu vida, pero no por eso quiere decir que vaya a ser mejor. Si estás segura de que lo que quieres es seguir con tu relación debes evitar llegar hasta este punto.[/tab] [tab]

4 – Cuando siente que has perdido el control de tu vida

Cuando nos sentimos ahogadas en una relación, tendemos a descargar todas nuestras emociones negativas con la otra persona. Además, muchas veces por inercia, dejamos de lado a nuestros seres queridos o nuestros hobbies por centrarnos sólo en él. Eso es lo peor que puedes hacer, ya que si él tiene la sensación de que estas perdiendo el control de tu vida y que basas toda tu vida en él, puede llegar a agobiarse y aburrirse, ya que tampoco podrá compartir tiempo con otras personas importantes, solo por estar contigo.[/tab] [tab]

5 – Si se entera que estás teniendo un ‘affaire’ con otra persona

Puede que en alguna vez te sientes más cómoda hablando o pasando un rato con otras personas, pero eso solo es un indicador de que algo en tu relación no está funcionando de la manera como lo hacía antes. En el momento que te ocurre esto, es mejor ser sincera con él, ya que si se entera de que estás más cómoda con otras personas que con él, puede llegar a desencadenar en una ruptura de la confianza por su parte y que se ponga un freno hacia ti, despreocupándose totalmente por la relación.

6 – Ya no compartís buenos momentos, ni recuerdos

Al principio de una relación siempre se pasa más tiempo haciendo cosas divertidas con tu pareja, y esos momentos compartidos crean los lazos que harán más fuerte o menos la relación. Pero a medida que pasa el tiempo, ese entusiasmo baja y las cosas que hacíais para divertiros empiezan a ser suplantadas por las más rutinarias. Si estas dejando morir tu relación hasta el punto de no compartir ningún momento de ocio con él, llegará el día en que llegará a aburrirse tanto de ti, como de la relación.[/tab] [tab]

7 – Cuando siente que todo está planeado y que no hay espontaneidad

Muy ligado al punto anterior. Cuando pasa el tiempo, normalmente empezamos a planear y organizar toda vuestra vida. Ellos son diferentes, a ellos les gusta improvisar. Y cuando sienten que tienen toda la vida pautada, empiezan a aburrirse de todo. Si nunca os saltáis un poco esas pautas que habéis marcado, si no actuáis de forma espontánea alguna vez, esa relación está condenada al fracaso, y un día no muy lejano empezarás a notar ese desinterés por su parte.[/tab] [tab]

8 – Vuestra vida ha perdido todo el interés que antes tenía

Al principio de una relación estás muy motivada por hacer que el otro se sienta bien, e intentas hacer cosas que sean realmente interesantes para los dos. Pero llega un punto, en que ya damos por hecho que el otro es feliz a nuestro lado, y sin quererlo dejamos de mostrar ese interés. Si llega ese momento, intenta crear algo nuevo para sorprenderlo. Por ejemplo, organiza una cena romántica un martes por la noche, siempre es una buena ocasión para cenar con tu pareja, no hace falta que sea un día señalado.

9 – Cuando haces que el día a día se vuelve rutinario

Deberías alarmarte si puedes saber con exactitud lo que vais a hacer cada día de la semana porque van a ser iguales que la anterior. Cuando tenemos todo planeado, hacemos que nuestra relación se sumerja en una rutina muy marcada. Esto es un claro indicador que vuestra relación no funciona, y es mejor empezar a replantearte si realmente puedes hacer algo para salir de ahí. Ya que eso solo hará que tenga más ganas de estar con sus amigos, que contigo.[/tab] [tab]

10 – Cuando no compartís ilusiones ni objetivos

Esto puede ser un problema de base. En un principio podíais pensar que erais como almas gemelas, pero realmente ahora no tenéis ninguna meta compartida. Es bueno compartir pasiones e ilusiones con él, ya que eso hace que avancéis en la misma dirección. El problema empieza cuando él siente que no puede compartir nada contigo y que tampoco te interesa.

11 – Cuando el sexo también se ha vuelto aburrido

Es cierto que el frenesí de cuando conoces a una persona no dura eternamente. Y que a medida que pasan los años y vas conociendo al otro, la motivación por el sexo que tenías al principio también es menor. Aunque el sexo es muy importante para nosotras, para ellos es un aspecto básico. Si has llegado al punto en el que tienes más excusas que ganas de irte a la cama con tu pareja, solo harás que alejarlo de ti e incluso que busque fuera de casa lo que no encuentra en ella.[/tab] [tab]

12 – Si siente que hay algo de él que no te gusta

Aunque desde el inicio de vuestra relación vieras algunas pequeñas cosas que no te gustaban de él, seguro que no le dabas importancia ya que la ilusión y la novedad eran más fuertes que eso. Pero, van pasando los meses y puede que esos detalles a los que antes no dabas importancia, empiezan a importarte. Es mejor que se lo digas claramente para no tener problemas, ya que intentar seguir con él sin hablarlo solo hará que no se sienta valorado y que eso afecte su autoestima. Si se siente cuestionado en todo momento, es probable que prefiera acabar con la relación.[/tab] [tab]

13 – Cuando existe una falta de comunicación

No tener ganas de compartir con tu pareja cosas que son importantes para ti, o simplemente no querer escuchar las cosas que son importantes para él, acaba desencadenando en un problema y en una pérdida de comunicación. Puede ser que hayas llegado al punto en que te parece hasta aburrido hablar sobre pequeñas cosas con tu pareja, pero debes saber que son esas pequeñas cosas las que cuentan. Cuando él siente que no tienes interés por las cosas que a él le gustan, empieza a distanciarse hasta el punto que puede llegar a no querer seguir a tu lado.

14 – Pasáis demasiado tiempo juntos

Muchas parejas pasan todo su tiempo libre juntos, dejando de lado a sus amigos o familiares. Cosa que hace que al final del día no tengan nada que contarse, y que su relación entre en un bucle de aburrimiento y rutina. No hace falta que cada uno vaya por su lado, pero si que es bueno pasar tiempo separados para así echar de menos a la otra persona y tener cosas de las que poder hablar. Normalmente los hombres son más despegados que las mujeres y valoran mucho su libertad. Sentir que están atados por su pareja y que no pueden hacer otras cosas con otras personas, solo hace que crearles ansiedad.[/tab] [tab]

15 – Cuando muestras que hay mejores oportunidades que él

Has llegado al punto en que te gusta y estás a gusto con tu pareja, pero te das cuenta de que no tenéis nada en común y que en realidad no es lo que estabas buscando. Cuando empiezas a mostrar que compartes más cosas interesantes con otras personas que con él puede ser un detonante para que se canse de la relación, ya que se sentirá desvalorado e inferior a esas personas. Además creerá que ni tú eres feliz a su lado, y que tampoco estás dejando que él lo sea.

En una relación no debes hacer nada por obligación. Si te encuentras en alguna de estas 15 situaciones pero quieres recuperar el sentido que tenía vuestra relación, intenta mejorar y cambiar estos pequeños detalles.

Si por el contrario no tienes ganas de hacerlo, mejor que tomes la decisión por ti misma y que pongas punto a vuestros problemas. Intentar alargar algo de lo que no estás segura, nunca llegará a tener un buen final. Si estás en la situación contraria y eres tu la que se siente así, comunícate con tu pareja e intentar llegar a un punto común. Ninguno de los dos os merecéis esto.

Periodista: Noelia Noem. Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It

[/tab] [/tabs]