En las relaciones de pareja siempre hay cosas escondidas y sentimientos que quedan en silencio. Hay almas rotas en pedacitos y prisioneras sin que nadie lo sepa, hasta que un día, todo se da como se da:

Te perdono porque te amo de verdad y sé que fue sólo un error:

Porque te conozco con el alma y sé que realmente estabas muy borracha esa noche.

Porque sé que no fuiste tú, si no el alcohol y una noche loca.

Porque con este tiempo que he dejado de distancia, me has demostrado que mereces una segunda oportunidad. Te veo muy triste siempre.

Porque te amo tanto, que lo que pasó no puede destrozar mi amor por ti.

Porque todos los días pienso en tus besos y no le veo sentido a esta vida sin ti.

Porque lo dos hemos creado y construido tantas cosas, que no las puedo borrar de mi vida tan fácilmente.

Porque todo lo construido sería injusto matarlo por un instante absurdo.

Porque veo que tú también estás pasando por un muy mal momento y eso lo puedo ver y valorar y mi amor por ti comprende que me necesitas.

Porque todos merecemos una segunda oportunidad.

Porque sé que te dejaste llevar por la sensación del momento, eres humana y a todos nos podría pasar.

Porque yo también merezco este perdón.

Porque yo también he sido culpable…

Bueno de hecho lo soy, esa misma noche también te mentí Y ME ACOSTÉ con otra mujer y no estaba borracho, lo hice por venganza.

Y ahora estoy muy arrepentido.

Siento mucho dolor y sólo pienso en arreglar lo nuestro.

Yo te perdono mi vida…. te perdono mi amor.

¿Tú me perdonas?

(Un silencio intenso se crea entre los dos…..miradas a los ojos) …………….y…………

Sí, sí…. sí te perdono pero, también te digo que no volveremos a estar juntos.

Porque me he enamorado de él y hemos empezado una nueva vida juntos.

Me has visto triste, porque no sabía cómo decirte que ya no te amo.

Mi vida se ha vuelto un control excesivo a tu lado y ya no me haces feliz.

Ya no estás en mi vida y no lo estarás nunca más.

Doy gracias a esa noche, porque fue un empujón para dejarte de una vez por todas.

A tu lado he sido una mujer maltratada siempre.

Lo siento, pero creo que soy yo la que no te perdono.

Y si lo hago, es para que te vayas en paz, pero no te lo mereces.

Lo siento no te amo…

Lo siento, pero merezco rehacer mi vida…

ADIÓS…..

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It