Las relaciones de amor y de pareja, deben ser equilibradas. Se da amor y se recibe en muchos aspectos que son pilares de la relación. Si estos pilares se rompen y se decantan hacia una de las dos personas, el amor termina, y la relación se convierte en apegos afectivos en los cuales siempre hay unos de los dos que sufre innecesariamente.

No te olvides de esto 4 aspectos muy importantes para que te sientas amada siempre al lado de un hombre:

Los principios básicos

No permitas que tus principios básicos y tus creencias, aquellas que te identifican más con tu persona, sean derribadas por su amor. Perder tu esencia será siempre un error que te pasará factura tarde o temprano. Él debe respetarte siempre en estos valores. Cuando una mujer se olvida de esto, comienza el largo y duro camino de la indignación e insalubridad emocional. Todo pasa factura y con el tiempo dejar parte de tu persona,y ser, por amor, te terminará afectando de alguna forma u otra. Si un hombre también permite que eso sea así, tal vez no te ama tanto como mereces. Él debe cuidar que eso no pase.

El tiempo compartido

No pierdas tu tiempo por su atención. Date siempre tu espacio y que aprenda que tú también eres importante y que tus cosas son igual de necesarias que las de él. Tu tiempo es tuyo y tú decides cómo invertirlo. ¡No lo malgastes! Cuando una mujer solo se dedica a su pareja y a cambio se olvida de ella misma, consigue que esto se puede hacer una rutina la cual no es justa. Hay relaciones en las que esto sucede y ambos se conforman, pero claro está que ella es la que se sacrifica y pierde su tiempo y vida por alguien que no impide que esto pase. Cuando amas no quieres que la persona que estás a tu lado malgaste sus días.

No al amor mendigado

No ruegues su amor y no le pidas sus cariños. El amor no se puede mendigar. Deja que salga por él mismo y así siempre podrás ver y sentir si realmente te ama como dice. Cuando le obligas, o lo comprometes, abres la puerta de un consuelo engañoso y de un amor que, tal vez, ya no es para ti. Esto puede llevar al apego afectivo. Puede llevar al apego que por un afecto miserable y confuso en el que puedes perder toda tu razón de ser. ¡Es indignante que esto pase!

Los sueños compartidos

Por supuesto, jamás tires o renuncies a tus sueños e ilusiones por él. Nunca permitas que nadie te impida soñar y proyectar tus deseos y sueños de vida. Como todo lo antes mencionado, en este punto no puedes olvidar que, por culpa de alguien o por contentar a nadie, debes dejar tus sueños apartados o escondidos. Siempre creo y pienso que cuando se está en pareja, matrimonio… etc, los sueños deben ir parejos en la relación y por supuesto ambos se deben ayudar a cumplirlos. Soñar unidos y con las ganas de siempre. Si para que uno siempre cumpla los suyos, el otro termina renunciando a los suyos, entonces, la relación no puede ni podrá funcionar como es debido.

Detecta esto en tu vida, y con amor hacia ti, trata de poner solución a la falta de algunos de esto puntos… ¡Serás más feliz!

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It