La manipulación está en el centro de nuestras vidas. Nos manipulan los medios de comunicación, nos manipula el gobierno, incluso puede llegar a manipularnos nuestra pareja.

La manipulación es una forma de chantajear emocionalmente al otro, se sigue una conducta de llevar al otro a tu terreno, sin que éste se de cuenta. Y ahí está el gran problema, que la persona que lo está sufriendo muchas veces no puede detectarlo a tiempo y hacen que los manipuladores se salgan con la suya. ¡Descubre los comportamientos más habituales de un maestro de la manipulación!

Al principio siempre son encantadores

Normalmente siempre empiezan mostrándose agradables y maravillosos. Te muestran que son sensibles, que puedes hablar con ellos, y que van a ayudarte siempre que tengas algún problema. Una vez ya te han convencido de lo buenas personas que son, pasan a cobrarse todo esa sensibilidad a través de la manipulación. Te han seducido lentamente y ahora tu estás incapacitada para hacer una evaluación objetiva de ellos. 

Te hacen sentir culpable sin motivos

Un manipulador siempre acaba en la victimización. A través de recurrir siempre a la misma anécdota triste de su vida,  hace que te sientas mal cuando le exiges cosas relacionadas. Por ejemplo, si le dices que es poco detallista, te contesta que él tuvo que soportar que su padre lo abandonara de pequeño. De esta manera, te resulta imposible discutir nada con esa persona, ya que te hace sentir culpable. 

Le dan la vuelta a la tortilla siempre

Hacen algo mal, pero siempre van a encontrar la manera de que tú tengas la culpa de lo que acaba de pasar. Por ejemplo, si has pillado a tu marido con conversaciones en el ordenador con otra mujer, en vez de disculparse y aceptar que se ha equivocado, siempre intentará girar la situación para enfadarse él porque le has estado espiando. Y te hará sentir que tu tienes la culpa de haber hecho eso, saliendo el impune.

Se creen jueces de tu vida

No se sabe cómo, pero un manipulador siempre se convierte en tu guía espiritual. Siempre te dirá como debes vivir, cuál es la mejor forma para hacer las cosas, siempre intentarán tener la razón, te aconsejarán y te expondrán sus máximas teorías filosóficas. Pero debes saber que la persona ideal, no es aquella que te dice lo que debes hacer, sino la que está a tu lado mostrándote cual es el mejor camino para que lo descubras por ti misma. 

Descalifican todo lo que haces

El sarcasmo es su mejor arma. Nunca van a descalificarte de manera directa, pero si que lo harán utilizando ridiculizaciones o minimizando el valor de tus pensamientos. Un manipulador siempre quiere que la otra persona se sienta insegura e infeliz.

Tienen el don de la palabra

Suelen tener mucha facilidad de palabra y también el don de poder cambiar de tema rápidamente. Tienen unos grandes discursos fluidos y si les afrontas con argumentos de peso, nunca se enfrentarán a ti, sino que siempre desviaran la conversación hacia otro tema. Ellos siempre deben quedar por encima del otro y ganar siempre.

Las amenazas siempre son muy sutiles

Una de las tácticas más utilizadas por los manipuladores es la amenaza. Consiste en evitar un desenlace indeseado para ellos, que podría darse como consecuencia a alguna de tus conductas. Por ejemplo, si te dice “deja de comer tanto o ya verás como te vas a poner” quizá es solo porque le molesta verte comer eso que ellos no pueden comer o por alguna otra razón, que no tiene ningún fundamento, pero que nunca van a reconocer.

Si estás al lado de un hombre que tiene este tipo de comportamientos, hay salida. Aunque creas que cambiará, nunca va a hacerlo, la única salida que tienes es apartarte de esa relación.

Si sigues sumergida en ella, acabarás tan manipulada por él que no podrás entender el sentido de las cosas. Así que sé valiente y déjalo, seguramente cuando vea que no te dejas manipular empezará a intentar reconquistarte, pero debes ser dura y no volver a caer en sus redes. Todo se puede conseguir con fuerza de voluntad y confianza, así que no hay mejor día para empezar que hoy mismo.

Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It