Un abrazo transmite mucho sin usar palabras, abrazar es ofrecer protección y cariño. Es informar que estás presente, que escuchas y entiendes lo que sucede, que no estás juzgando sino que estás comprendiendo. Un abrazo es una forma silenciosa de decirle a alguien que le importas. Es una forma de expresar no solo cariño y afecto, sino protección, seguridad y preocupación.

Los niños siempre buscan el calor de los brazos de sus padres porque es el lugar en el que se sienten más seguros. Ante cualquier amenaza buscan esos brazos porque saben que en ellos nada malo sucederá. Pues el concepto de abrazo sigue siendo el mismo aun siendo adultos. Un abrazo es protección y amor. Todos necesitamos abrazos para sentirnos en casa, para sentir confianza, todos lo necesitamos, un abrazo genuino que nos transmita todo lo que necesitamos, sobre todo en un momento de dificultad.

El contacto físico siempre es importante para fortalecer cualquier relación interpersonal. Es una representación de la confianza y el cariño que se tienen y claro, de lo mucho que se preocupan el uno por el otro. Es por ello que al ver familiares que hacía tiempo no veíamos, lo primero que hacemos es abrazarlos con cariño, con ello les dices: “Te extrañé, y a pesar del tiempo y la distancia, me importas y me preocupo por ti”. Un abrazo es un desencadenante, después de un abrazo todo se siente diferente, percibes el cariño, percibes el amor, percibes cuánto alguien se preocupa por ti.

Un abrazo genera emociones y pensamientos positivos, puede ser el catalizador de una profunda tristeza. Te ayuda a mejorar tu estado de ánimo y mejora tu interacción social. Compartir un abrazo con otras personas te conecta con ellos de una forma más profunda, se crea un vínculo más íntimo que desarrolla los sentimientos de amistad o amor.

Son muchas las formas de expresar el amor que sentimos a las personas, las palabras, las frases románticas, las frases de confianza, las acciones desinteresadas, las caricias, los besos, escuchar sin juzgar, aconsejar, y claro los abrazos.

Un abrazo es una acción, un gesto, una expresión, es todo en uno. Incluso es una forma silenciosa de decir “Me importas y me preocupo por ti”. Abrazar es dar muestra clara del cariño que siente uno por alguien más.

Abrazar también es una terapia, un tratamiento que puede curar un corazón roto, abrazar es estrujar las heridas hasta expulsarlas del cuerpo. Abrazar es tomar el amor y regarlo por toda su anatomía, abrazar es hacer un círculo de protección en el que no entra ningún mal, en el que le das calidez, en el que haces sentir comodidad. Es un pequeño paraíso en el que nada puede salir mal.

Los abrazos son símbolos y acción. Aquí estoy, aquí me tienes, aquí me quedo, aquí te amo para siempre. No temas porque yo estoy para abrazarte, para acompañarte en tus batallas, para escuchar tus palabras y llorar tus lágrimas. Aquí estoy y no tienes nada que temer, mis abrazos son la amalgama a tus problemas porque te amo, porque me importas.

Abraza a las personas que amas, ofrécele ese pedacito de protección y amor que todos necesitamos.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.