El peor error de los hombres que dan el amor de sus parejas por sentado es que les cuesta aceptar sus errores antes de que sea demasiado tarde. Y así es la estadística, así pasa siempre. Todos terminan arrepentidos después de perder a esa mujer maravillosa y no es hasta que es demasiado tarde que ven la lista interminable de equivocaciones que cometieron.

Pero, la pregunta es, ¿es tan difícil valorar a una mujer que te ama, que te trata con respeto, que se esfuerza por hacerte feliz?

No debería serlo, si la amas, deberías demostrárselo todos los días, deberías esforzarte en alimentar su amor. No en dejarla de lado. Enfocarte en ti y solo en ti es egoísta, las relaciones son una avenida de dos direcciones. Ambos tienen que comprometerse, ambos tienen que trabajar duro para hacer que la relación sea saludable y se vuelva cada vez más sólida y real. Una relación amorosa debe funcionar como un hogar, un lugar en el que ambos se sienten cómodos y felices y al que siempre esperan volver al terminar el día.

Aprecia a tu mujer, valórala y dale de ti lo que ella merece. Merece que la ames con locura, con pasión, con admiración. Merece que la respetes, que le seas leal, que le digas palabras honestas, que seas comunicativo y siempre tengas en tus manos la verdad. Ella quiere ser amada, no quiere una promesa vacía de amor, ella necesita saber que de verdad le importas, que de verdad quieres luchar por ella.

Te aseguro que esa mujer increíble que tienes a tu lado puede ser paciente, puede perdonarte una o dos veces, quizá más, pero todas las personas tienen un límite. El desamor destruye, amarga, entristece, debilita. Cuando ella se dé cuenta que solo pierde su tiempo y su vida a tu lado, se alejará de ti. Y se alejará sin odio en su corazón, ella se va a alejar porque se va a dar cuenta de todo el amor que puede tener, y no de ti, sino de ella misma.

Ella se va de tu vida por completo redimida, decidida, determinada. Sin deseos de mirar atrás. Te da muchas oportunidades, pero en ese momento que decide irse, lo hace porque ya no hay marcha atrás. Se irá para siempre, y será ese amor por sí misma que descubre el que la volverá lo suficientemente fuerte como para no caer una vez más en tus mentiras y promesas mediocres.

Si no sabes apreciarla ahora, para cuando lo hagas te aseguro que será muy tarde. Analiza tu relación, sé consciente de lo que haces y ve más allá de tus necesidades. Quien está a tu lado es una persona que siente, que desea, que tiene expectativas y sueños, no puedes ignorar eso y solo pensar en lo que a ti te conviene.

Necesitas ser un hombre maduro y correcto, si no la amas, no la mantengas a tu lado, déjala que sea libre y que pueda encontrar su propia felicidad. Y si de verdad la valoras, entonces va siendo tiempo que hagas una pausa y te des cuenta de lo que estás haciendo mal para que lo corrijas.

Aprecia a tu mujer mientras puedas, no seas tonto, luego será muy tarde.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.