¿Crees que tu chica va a resistir tus descuidos para siempre? No, todas las personas tienen un límite, y si llegas al de ella, te aseguro que se irá de tu vida por completo y una vez que lo haga, será para siempre. Si está enamorada de ti, tendrá la paciencia para dejar pasar ciertas fallas, siempre y cuando aprendes de ellas. Porque es que ella entiende que todos cometen errores, incluyéndola, y es signo de madurez entenderlo.

Pero si sigues fallándole, solo la alejas más y más de ti por mucho que la ames. Además del amor, ella necesita respeto, necesita que te comprometas, que te esfuerces a hacer de su relación sea lo más exitosa posible.

No puedes fallar y pretender que todo sigue igual, poco a poco la vas quebrando, le vas dejando heridas, la golpeas emocionalmente y se aleja. Y cuando se aleje por completo ni siquiera te atrevas a culparla, tú eres el único culpable de que diga adiós, tú y tu falta de afecto, tus pasos desmedidos que la dañan.

Es comprensible que falles, que no sepas cómo actuar en ciertas ocasiones, pero si no estás aprendiendo de esas fallas, estás cometiendo un error mucho más grande. Es en los tropiezos que ambos aprenden de sí mismos y evolucionan como pareja, pero es vital ese aprendizaje porque si sigues fallando, te aseguro que la relación muere por completo. Ambos necesitan comprometerse y esforzarse, llega un momento en que una disculpa deja de ser efectiva si sigues cometiendo los mismos errores.

Cada vez que tú le fallas, ella se aleja más y más. Se va desentendiendo de lo que tenían, deja de preocuparse por ti de la misma forma que tú le restas importancia. El amor se le acaba, tú ya no la haces florecer y tu falta de esfuerzo lo empeora todo. Ella merece que alimentes cada día su amor, no que la llenes de dudas, que confundas su mente, que la uses para tu beneficio. No, así no es.

Ella merece respeto, fidelidad, atención y mucho amor. Si no le estás dando eso, sino por el contrario, solo le sigues fallando, entonces ella se va desilusionando y buscará una salida.

Porque ella quiere ser feliz, y si ya no se siente feliz contigo, entonces ella misma hace algo por su bienestar. Toma distancia de ti, se enfoca en sí misma, deja de creer que tú vas a cambiar, desiste de creer que te estás esforzando porque no estás haciendo nada. Solo le fallas una y otra vez y lo más seguro es que lo haces porque ella no te importa. Por lo tanto, la pierdes.

Te estás arriesgando a perder una mujer maravillosa, inteligente, atenta y comprometida por no saber cómo actuar y satisfacerla. Lo único que necesitas es madurar, darte cuenta de lo que tienes a tu lado y luchar por ello.

Abre tu mente o la vas a perder. Entiende cuáles son sus necesidades y aporta a ellas porque si le sigues fallando, la perderás para siempre.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.