Es normal que sientas vértigo mi amor. Son muchos cambios en muy poco tiempo, y tener dudas o miedo es normal. Ellos te nublan y te desvían de esa fuerza e ilusión que te hacían sonreír y hacían cantar tu corazón rebozado de amor y cariño. Pero amor, es temporal…

Déjame decirte que ahora debes ser muy fuerte, muy valiente. Déjame decirte que estoy aquí para lo que necesites expresar. Puedes apoyarte en mí y sentir que estoy remando a tu lado. No estás sola mi amor.

Se vienen unas horas confusas, de lágrimas y desconsuelo, es normal. Pero amor, aquí estoy, no te suelto la mano, ni te la soltaré.

Sueña con tranquilidad, que todo es real. Todo lo que hemos vivido ha sido cierto; y es y será de lo más bonito del mundo en nuestras vidas.

Mi niña bella, mi valiente, mi estrella de luz preciosa… no olvides quien eres y no olvides todo eso que quieres para ti. No olvides lo que escribí que mereces, no olvides todos los besos que nos debemos y todas las caricias que nos esperan. No olvides nuestro amor, mi cielo.

Te confieso que mientras escribo, lloro. Lloro por nosotros, por nuestra vida, lloro por ti, porque sé que te sientes ansiosa, triste y desorientada, incluso sola. Y que a la vez te sientes feliz, contenta y con mucha ilusión; y eso, todos esos sentimientos juntos, son una locura vivirlos en horas, en cuestión de días y suspiros. Es mucho aguantar, lo sé, pero aquí tienes mi mano y mis lágrimas son tuyas. Porque te amo y escribo porque ahora es lo único que puedo hacer por ti, hasta que llegues aquí a mi vera… por eso mi amor, te pido porfavor que seas fuerte y saques esa mujer guerrera que eres, esa que ha superado lo insuperable y que pises fuerte los próximos días y horas.

Recuerda quién puedes llegar a ser; y porque estás haciendo todo lo que haces. Y date cuenta de que en realidad, te avientas y destrozas tu zona de confort, porque eres una valiente, y porque sabes que quieres conseguir y vivir todo aquello que sabes que mereces. Entonces, ese sentir y esa idea, ese precioso sentir, que no se esfume. No te olvides de ti. No te olvides de mí. No te olvides de nuestra vida y futuro. Ni de ellos, nuestros ángeles preciosos. Juntos les daremos lo mejor.

Todo irá bien, porque así está escrito, y de nos ser así, también te irá bien, porque mi amor: tú sí eres buena, sí eres quien eres y, sí, la vida debe darte todo lo que sabes que mereces. Así que no tengas miedo, avanza hacia adelante, sin pensarlo mucho más, y disfruta del camino, disfruta de esto, porque la vida es para eso, para afrontar experiencias que jamás volverás a olvidar, ni a vivir.

Recuerda cómo somos; recuerda que somos “vivos”, “vida”, que somos de movimiento y sacudida. Somos extremos, y así es nuestra vida. Así es tu presente. Extremo y confuso, pero repleto de vida. Qué bonito es poder cambiar y poder tener todo eso en la sangre; sentir toda esa vida sacudiendo tu alma. Qué bonito que tu esencia sea como es ahora mismo. Date cuenta de ello.

Es normal que sientas vértigo mi amor. Pero no caerás, no lo permitirás, no lo permitiré. Disfruta amor, sonríe y sé feliz, porque estás haciendo lo correcto. Estás viviendo como nunca.

Mis brazos te aman; mis besos te anelan; y mi alma entera aquí te espera.

Vamos a comernos juntos el mundo.

IA2601 ❤️

Albert.

Autor: Albert Espinola © Todos los derechos reservados.