¡Si un hombre dice esto, es tuyo! Así te hablará si está perdidamente enamorado de ti


Son pocas las veces que he podido hablar contigo, pero una ha sido suficiente para amarte. Con una sola vez, ha crecido un lugar en mi corazón para admirarte y soñarte. Sin darme cuenta y sin querer, mi alma te sueña en las noches y el primer pensamiento cuando amanezco en las mañanas, es tuyo. Tus ojos aparecen en mis ilusiones y mi sonrisa ilumina mi habitación cada vez que me imagino a tu lado, agarrados de la mano paseando frente al mar y besándonos sin prisas.

Te escribo esta carta para que sepas que te adoro y te deseo y que sepas que eres una mujer, para mí, perfecta.

Siento que eres valiente cuando actúas; siento que eres decidida y firme cuando estás presente. Siento que eres una mujer que da ejemplo y una mujer que podría enseñarme muchas cosas, por eso te admiro y deseo quedarme a tu lado y conocerte cada día un poco más, aprender de ti todo aquello que solo tú podrás mostrarme y darme.

Yo soy un hombre feliz y tranquilo, que se ama mucho a sí mismo, pero confieso que hoy por hoy, tengo un anhelo muy grande. El anhelo tenerte en mis brazos y cuidarte. Quiero, deseo y extraño contarte todo aquello que me hace ilusión para robarte sonrisas y deseo con todo mi corazón, acompañarte a los lugares que desees vivir y sentir en tu ser, para que así juntos en el futuro, hablemos de nuestro pasado con lagrimas de amor en nuestras mejillas.

Si supieras cuanto deseo acariciar tus manos y besar tus ojos. Si supieras cuanto deseo acicalar tu cabello y tu bello en la piel. Hacerte cosquillas y sentir tu aliento en mi cuello. Sentir tu sudor en mi cuerpo y tu voz finita en mi interior. Tu voz perfecta en mis oídos.

Te adoro, porque te amo y sueño en vivir amandote. No sé hasta dónde podría llegar mi amor por ti, pero una cosa tengo muy clara.

Te amaría tanto como me amo a mi mismo. Con libertad y comprensión. Con admiración y pasión.

Te amaría cada día distinto y más que el día anterior.

Así es como deseo amarte.

Te cuidaré hasta el último día, hasta mi último aliento y suspiro.

No me olvido de ti…

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It