Si te confía su depresión o ansiedad, no lo juzgues solo porque tú nunca lo hayas experimentado

Las dificultades le llegan a cualquiera. No diferencian entre personas sanas o no, no diferencian entre ricos y pobres, no identifican género, edad ni nada. Todos podemos pasar por situaciones estresantes que nos lleven a desarrollar trastornos mentales reales. Nunca sabes cuándo podría pasarte, no sabes a quién podría pasarle, que tú tengas la fortuna…