El amor es una especie de trabajo que requiere tu atención. No caigas en la idea de que amar es algo que pasa y ya, no, el amor se construye, se alimenta y puede crecer o disminuir su tamaño dependiendo del compromiso y el esfuerzo que pongas tú y tu pareja. Entonces te preguntarás, ¿cuándo llega el aburrimiento? Pues lo más común es que sea cuando ya no hay interés, cuando el esfuerzo se convierte en rutina y en una actividad agotadora o cuando hay intervención de terceros.

El aburrimiento puede darse en cualquier momento en una relación, uno o ambos se sienten cansados de lo mismo, los mismos horarios, la misma cena, el mismo procedimiento en la intimidad. Debes saber que como en la vida, las relaciones sufren si se quedan en una zona de confort, si se acostumbran a un mismo proceder, con el tiempo pierden interés, es en los cambios donde se siembra el sentido de aventura que los anima e inspira.

Entonces, ¿qué señales puedes ver que indican que tu pareja se está aburriendo con la relación? Antes que nada, tienes que entender que el aburrimiento no es sinónimo de falta de amor, puedes amar mucho la pasta, pero seguramente, si la comes siete días seguidos, querrás probar algo diferente, y no significa que deje de gustarte, o en todo caso la haces de una forma diferente para darle un toque que cambia la rutina. Sucede igual en las relaciones, no es falta de amor, es falta de estrategia.

Una pareja aburrida demuestra una actitud cansada; si uno estuvo trabajando, al llegar a casa tiende a tirarse al sofá a ver televisión con una actitud de desánimo, o va directo a la ducha y luego a la cama. Incluso si le animas a salir, se niega porque ya está aferrado al destino aburrido de la relación y en vez de hacer un esfuerzo, se rinde ante ella. Es vital insistir en hacer una diferencia porque tal vez en ese momento no crea que algo está mal, pero con el tiempo el aburrimiento puede acabar también con el amor.

Si llevan una vida poco interesante, eso los puede dirigir al aburrimiento, no tienen que ser astronautas o ser millonarios excéntricos para tener una vida de pareja interesante, con ser creativos es suficiente. Planear citas sorpresas, ingeniárselas para salir de la rutina tediosa y absorbente y buscar alternativas divertidas que los aleje de la oscuridad del aburrimiento. De igual forma, si no cuentas con cimientos sólidos como pareja les puede costar aún más alimentar la relación.

Cuando decides estar con alguien, no lo hagas solo porque sí, asegúrate de que tengan las bases suficientes para tener algo saludable. Que se tengan mucha confianza y respeto, así como una excelente comunicación, con esos tres pilares el aburrimiento jamás será un problema porque en el momento que sienten que algo falla, sin temor lo hablarán y pondrán sobre la mesa las posibilidades y estrategias a implementar.

No te achantes en el amor, o lo perderás. No te conformes con una rutina sosa y aburrida, porque podría acabarse la relación. El aburrimiento no significa desamor, pero sí te puede llevar a ello, es solo una alarma de que es momento de pausar y arrancar de nuevo con energía renovada.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.