Hoy te siento cerca de mí. No siento deber. Siento que deseo cuidar de ti y de tu alma. De tu cuerpo y piel. Cada día te siento un poco más mía. Pero tuya, y esto me hace crecer el alma. Me encanta sentirlo.

Una ilusión ha venido a vivir en mí. Hoy es pequeña. Pero creo que viene para quedarse en mi interior. La dejaré tranquila para que ella haga la suya; la observaré sin agarrarla, que sea libre. Así me gusta hacerlo y vivirlo.

Deseo acariciarte la piel y besar tus pechos, sumergidos en nuestro silencio y en medio de esa canción que tanto nos gusta. Deseo sentir la sensualidad de tu alma en mis labios y amarte despacio. Te deseo y no te quiero. Esto va más allá. No me haces falta. De verdad te deseo y deseo lo mejor para ti porque te amo. Quiero que sonrias y que tu voz sea dulce; repleta de ilusión y proyectos. Quiero hacerte llorar, pero de amor; de ganas de vivir, y quiero vivirlo contigo cariño.

Hoy siento esto porque hoy vivo para contarlo; no sé mañana, pero si vivo, tal vez, mi sentir haya crecido como hoy lo ha hecho desde ayer. Ahora me quedo con esto; no espero más. Soy feliz así y sé que tengo lugar en mi pecho para darte un hogar en mi corazón. Eso es lo que quiero que sepas y por supuesto, más, que puedas sentirlo en ti.

No te quiero para nada y te amo para todo. No me importa si dejas de estar a mi lado, porque lo vivido hoy ya nadie me lo podrá quitar; y con esto, es con lo que me quedo.

Me quedo con lo que siento, y con lo que siento si quieres puedo amarte y regalarte parte de mí. De mi vida y pensar. Si tú quieres tómalo y agárralo para ti. Es tuyo.

¿Y sabes una cosas? Sé que te amo, porque no siento miedo.

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It