Cuando una mujer discute tus decisiones, o tus posturas ante una situación es porque le afectan, es porque necesita que veas cómo se siente al respecto, que la respetes y la tomes en cuenta. No lo hace por querer molestar, ella al igual que tú tiene voz y voto en la relación, si crees que esa mujer debe quedarse calladita a tu lado, estás muy equivocado. Las mujeres son poderosas, ellas ponen pasión y esfuerzo a su relación, y si sienten que las estás tratando de forma incorrecta, no dudes que discutirá contigo.

Ahora bien, si empiezas a sentir que ya no discute y sigues siendo el mismo hombre que no toma en cuenta sus palabras, déjame decirte que está lista para marcharse de tu lado. Una mujer genuina, dispuesta a dar amor y con ansias de ser feliz puede ser paciente, pero tiene límites. Discute porque no se rinde, porque siente que su esfuerzo en la relación de alguna manera debe rendir frutos, así que persiste. Pero no es una tonta, tampoco va a gastar su energía y todo su tiempo en un caso perdido.

Si le generas dudas y confusión eventualmente se irá de tu lado para ser feliz por sí misma, y te darás cuenta porque notarás que ya no te discute como antes. Ella se cansa, se agota de decirte las mismas cosas una y otra vez y que tú sigas siendo el mismo despreocupado hacia ella.

UNPLASH

Esa mujer necesita pasión, amor, apoyo y respeto en su vida. Y si le empiezan a fallar esas cosas en la relación, se va decepcionando. Las ilusiones se van desvaneciendo y se cansa de insistir. Se cansa de darlo todo y no recibir nada, se cansa de las discusiones en vano. Se cansa y se marcha de tu lado. La pierdes, y quizá sientes que te hace un favor, que ya no estará discutiendo todo el tiempo y estarás más tranquilo, pero cuando pasen los días y las semanas y te des cuenta de lo importante que era, así como el bien que le hacía a tu vida, es cuando entenderás el daño que le hacías.

Y lo peor, es que en cualquier intento de recuperarla, fracasarás. Ella es paciente, ella sigue discutiéndote porque tiene esperanza de que serás mejor persona, que la escucharás, que le darás el valor que merece, pero cuando ya ha esperado demasiado, cuando ya dio demasiado de sí y tú prácticamente nada, cuando su paciencia llega al límite y decide marcharse, lo hará para siempre. No habrá ni un solo paso hacia atrás, no importa lo que digas o hagas.

Así que pon atención a cómo tratas a tu pareja, recuerda que las relaciones son de dos, ambos se esfuerzan, ambos aportan, ambos escuchan, ambos comunican. Si estás dejando que ella haga todo eso mientras tú solo vas de paseo, te aseguro que la vas a perder.

Va a dejar de discutirte tanto y no será porque se rindió y ya aceptó vivir infeliz contigo. Ah, no, será porque se decidió a ser feliz por sí misma y está preparada para irse de tu lado.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.