La valentía no se trata solo de intentar ser un héroe y salvar a alguien. No. Ser valiente es tener el coraje de luchar por algo que es correcto, no importa si es para salvar a alguien, para pelear por una injusticia, para seguir adelante después de un trauma doloroso, o para salvarte a ti misma.

Muchas mujeres se pierden a sí mismas apegándose a una persona que no las valora solo por el miedo a quedarse solas, sin una pareja a su lado. Perderte a ti misma por obtener validación de alguien más no es un acto de valentía, es todo lo contrario. Cuando quieres proveer bienestar a las personas que amas, tienes que empezar contigo mismo, si tú no estás bien, no puedes hacerle bien a los demás.

Cuando estás en una relación, la primera persona en la que debes pensar es en ti, debes aprender a reconocer tu valor, a reconocer cuando no eres apreciada, y en dónde no quieren que estés. Mendigar un amor con la esperanza de que en algún momento te vayan a amar de verdad es un error muy grande para tu vida. Pierdes tu tiempo, tu energía y pierdes la esencia que tanto te definía.

Si quieres que te amen de verdad tienes que aprender a ser valiente.

Antes que nada, si te la pasas buscando a una persona que te ame solo porque no quieres estar sola, ese sería el primer error en una serie de errores que acabarán con tu estabilidad emocional. Antes de buscar a alguien que te ame y que tú ames, debes desarrollar amor propio, debes aprender a quererte bonito. Si tú no eres capaz de proporcionarte el amor que tanto ansías, ¿cómo crees que alguien más podría hacerlo?

Podrías encontrar a alguien interesado en ti pero si cedes a sus deseos, si cedes todo de ti sin medir las consecuencias porque estás ansiosa de que te amen, jamás serás realmente amada. Te verán como una persona desesperada, y el que es astuto se va aprovechar de tu amor y de tu atención incondicional para beneficiarse.

Nunca te amarán de verdad si no eres valiente y aprendes a poner límites en tu vida.

Debes tener el coraje para decir NO cuando así lo quieras y haga falta. Debes reunir todas tus fuerzas y alejarte de las personas que amas pero que solo te hacen daño. Para que te amen de la forma correcta debes empezar por liberarte de toda persona tóxica que te rodea.

Tienes que ser valiente mujer, tienes que aprender a ser fuerte, a demostrar que vales muchísimo y que no vas a aceptar menos de lo que mereces. Solo así dejarás entrar en tu vida a personas honestas, leales y deseosas de amarte. Solo así te aseguras de permitir en tu vida a personas que te aprecian, que quieren tu bien y te motivan a ser mejor y desplegar tus alas para volar muy alto.

Debes ser valiente, ya basta de culparte porque una relación no haya funcionado. Nada es tu culpa; de las malas experiencias debes sacar una importante lección para seguir adelante. Tienes que ser valiente para no dejarte caer, aprovechar el tiempo a solas e invertir tu tiempo y tu energía en ti misma.

No te conformes con amores mediocres, si lo haces jamás sabrás lo que es ser amada de verdad. Sé valiente, no temas a la soledad que de ella puedes ganar muchas cosas buenas. En soledad puedes reencontrarte a ti misma, puedes aprender a valorarte y a desarrollar con más ímpetu el amor y el respeto hacia ti misma.

¿Quieres ser amada de verdad? Empieza amándote a ti misma. ¡Sé valiente y hazlo!