Cuando una mujer debe abandonar la relación con su pareja


Tú vives amando a un hombre y puedes sentir la necesidad de dejarlo de amar, porque sabes con honestidad hacia ti, que dicha persona no te da la vida que mereces. Pero al mismo tiempo, sientes que no puedes dar el paso, y apartarte de él se convierte en una tarea imposible.

Bueno, llegados a este punto, creo que sería importante para ti, apuntar todos aquellos motivos por los que crees que no puedes seguir a su lado, aunque lo ames, y darte cuenta de qué significa para ti dejar a dicha persona. Y qué significa realmente amarla como la amas.

Ten en cuenta de que puedes confundir “EL AMAR”, con el apego que dicha persona te genera, y muchas veces eso, te somete a que sigas viviendo al lado de alguien a cualquier costo.

Puedes sentir la necesidad de salir de su vida, porque sabes que ya no es una relación digna en tu vida y en ese momento, es cuando tienes que decidir qué hacer. Si seguir amando o si seguir sufriendo al lado de alguien que te crea dudas una y otra vez.

Dejar de amar, en estos casos, no es más que saber tomar la decisión de que dicha persona no es para ti, saber aceptar que ha sido un un tropiezo en tu vida, y que desde ya, necesitas apartarte de él, incluso, por tu propia salud emocional o física.

Muchas veces el amar, como te decía antes, se confunde con el apego (un vicio). Y de la misma forma que cuando quieres dejar de fumar, que debes hacer un esfuerzo, debes concienciarte de que es algo malo para ti, cortarlo de raíz y apartarlo de tu vida. En el amor puede costar parecido, pero será importante cortar de la misma forma. Si sabes que debes renunciar a dicho amor por tu salud emocional, deberás hacerlo tarde o temprano.

No nos engañemos, si sabes que debes dejar de amar a una persona, es porque esta no te está amando y no te está dando lo que sabes que mereces. Te da mala vida y de aquí obtienes el sentimiento de que necesitas olvidarlo y dejarlo. ¡Por tu bien!

Entonces partiendo de esto, es cuestión de que sepas darte tu espacio y lugar y des el paso que tu vida necesita.

Recuerda que, de fumar y fumar, puedes agarrar un cáncer. De aguantar y aguantar, puedes agarrar la mala vida que sabes que no deseas. O un cáncer también.

Puedes tirar tu vida por los suelos. Y sólo se vive una sola vez.

Se deja de amar, reconociendo que no es bueno para ti y dando el paso necesario para tu nueva y mejor vida.

Ámate y verás que es realmente lo que necesitas para ti…  ¡Un abrazo!

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola