Pues este tema, es uno de los que dan de qué hablar. Se escucha mucho, siempre y en muchas partes, que el amor es incondicional y que hay que aceptar a la pareja tal cual es, pero no siempre es así en realidad.

Es más que natural, que sí hay que aceptarla por amor, y hay que aceptarla por como es y en lo esencial, porque por supuesto que si no la aceptas no podrías estar con dicha persona. Pero supongamos que dicha persona hace cosas que van más allá de tu bienestar y tranquilidad, es decir, imagínate que tu pareja, te falta el respeto, es infiel, te maltrata o hace actividades que van contra tus principios. Entonces, así, no se puede aceptar a dicha persona.

Te puedes “autoengañar” y decir que es lo que te ha tocado, pero eso ya no es aceptar a dicha persona por amor, sino por múltiples y distintas circunstancias que te pueden mantener unido en esa relación tóxica.

Hay cosas que no se pueden o no se deben aceptar jamás en una relación. Así que no hay que aceptar a la persona tal cual es, en todo, siempre debe existir la racionalidad y la salubridad entre ambos.

Si la felicidad de uno supone la infelicidad del otro, no tiene sentido un amor así, ya que uno da 10 y el otro los usa y devuelve 2, 1 o 0. Eso no es amor y así no se puede aceptar a una persona.

Normalmente personas con baja autoestima, suelen tolerar y aguantar dichas situaciones y casi siempre salen dañadas y sin amor de la relación. Se aprovechan de ellas.

Cuando el amor implica un sacrificio, por parte de una de las personas de la pareja, deja de ser amor, es decir, cuando el amor es natural e inteligente no te sacrificas constantemente sufriendo en tu vida.

Cuando cuidas a alguien por amor, o por que esa persona está enferma, das amor y no te sacrificas, pero si tu relación implica pasar por terrenos de irracionalidad e insalubridad hasta puntos de malestar e indignidad, deja de ser amor y pasa a ser una relación de conveniencias enfermizas.

¿Hay que aceptar a tu pareja, tal cual es? Sí, siempre y cuando no supere los límites del amor y de la racionalidad emocional y personal. Si aceptas una relación así, nunca podrás ser una persona amada… Si tu autoestima es muy baja podrás tolerar dichas situaciones indignas, pero tarde o temprano no aguantarás tanta insalubridad en ti y terminarás sintiendo mucho dolor. Un dolor que no hubiera existido si te hubieras dado tu lugar desde un principio.

Ámate y no permitas semejantes atrocidades. ¡Medítalo!

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It