La vida puede ser una odisea pero depende de ti hacerla más hermosa. Estar con la persona incorrecta podría representar una vida miserable, de espera, de incertidumbre y de tristeza. ¿Por qué conformarte con tan poco cuando la vida es tan corta? Tienes que aspirar a vivir al máximo, con las emociones más genuinas y verdaderas. No te conformes con un hombre a tu lado que no está listo para amarte.

Sé que puede ser algo muy difícil, a veces los sentimientos y el amor que desarrollamos por alguien más nos controla. Pero también es importante tu bienestar, así que debes analizar más allá del amor que te carcome y que no es correspondido y dejar ir al hombre que no está listo para amarte.

No te desgastes teniendo conversaciones innecesarias y complicadas intentando hacer cambiar a alguien. Deja de actuar de forma especial frente a alguien que es indiferente a tu presencia. No te esfuerces en amar a alguien que no está listo para amarte de vuelta. Es comprensible que tu instinto sea el de hacer todo lo posible para mostrarle que tú le amas, que a tu lado podría ser feliz; pero después de tanto esfuerzo es evidente que ese impulso solo te está quitando tu tiempo y tu energía.

Aunque tú estés lista para amar, tengas la alegría y el interés de comprometerte con alguien, no significa que la otra parte también lo esté. A veces las personas van a diferentes velocidades y se encuentran en diferentes puntos de interés de su vida. Eso no significa que debas cambiar y adaptarte para hacer que te amen, significa que debes dejar ir porque esa persona aún no está preparada para amar, para comprometerse.

Si te sientes excluida, que no eres tomada en cuenta para las decisiones que toma, que se olvida de compartir su tiempo contigo y te da mensajes dolorosos y sutiles, entonces esa persona no es para ti. No te ayudas a ti misma si insistes en ofrecerle todo de ti a cambio de nada. No recibes retribución, así que jamás te sentirás satisfecha, solo frustrada.

A veces nos enamoramos de personas que no están destinadas a nosotros. Pero debes entender que no siempre puedes tener a la persona que amas. La persona destinada a ti está por allí en alguna parte, esperando para ser tu mejor amigo, para compartir todo de sí  mismo contigo. Cuando lo encuentres sabrás lo que es verdadero amor y entenderás por qué las cosas no funcionaron con otros antes.

Pero si te la pasas tratando de forzar algo que no existe y jamás será, solo conseguirás dolor. En todo ese tiempo te privas a ti misma de una conexión más poderosa que te espera. Observa a tu alrededor, millones de personas afuera, esperando a que las conozcas, estás tú a la espera de que te ames a ti misma.

Sé que es difícil, sé que te martirizas con la incertidumbre, con no saber qué sería de ti sin esa persona o si nadie más llega a tu vida. Más bien no le temas a estar sola, porque en ese tiempo puedes encontrarte a ti misma y eso es lo que más puedes valorar. Piensas que si dejas de insistir, ya jamás tendrás la oportunidad de que te quiera, temes que te olvide por completo, temes a dejar de intentarlo y que ya no te quede nada.

Crees que si dejas de amarlo, lo que tenían morirá. Nada de eso significa que hayas arruinado la relación, eso lo único que significa es que esa relación solo tú la sostenías con tu energía y tu amor. Que él no luche jamás por ti no es amor, solo sientes apego y miedo.

Una vez que te des cuenta de que es una pérdida de tiempo y energía vas a entender que estabas dándole tu vida a alguien que no te conviene. Te darás cuenta que lo mejor que puedes hacer por ti misma es proteger tus sentimientos y tu energía. Puedes hacer de tu vida un refugio seguro haciendo que las personas te respeten, te cuiden, te escuchen y conecten contigo a un nivel profundo y no estando con alguien que no está listo para amarte.

Tú mereces lo mejor, los amores a medias jamás te van a llenar.