Hombre espió a su mujer cada día, porque siempre la encontraba cansada. No puede creer lo que vio


El hogar y llevarlo todos los días como es debido, no es fácil, es un trabajo que también es muy duro. Cuando la mujer es la que se queda a cargo de la mayoría de las tareas del hogar, sólo ella sabe cuanto esfuerzo diario debe afrontar, y además muchas veces no es valorado.

Al siguiente protagonista le muestran todo lo que su hermosa esposa trabaja en un día normal y se queda asombrado y, en parte, triste. Después de observar y comprender que su esposa en muy importante para la familia y para el hogar, decide escribirle una carta que se la leerá frente de ella. Es un momento muy emotivo y bonito.

La mujer muchas veces no es valorada en este aspecto. Pero es clarísimo que si se tuviera que pagar todas y cada una de las tareas realizadas por la mujer en el hogar, a un persona externa, la cuenta a final del mes sería, seguro, mucho más que un sueldo en cualquier puesto de trabajo.