¿Creíste que no se hartaría de tu inmadurez y falta de afecto? No hay duda, las mujeres tienen mucha paciencia, resisten en relaciones en las que no están del todo felices con la esperanza de construir el amor que tanto quieren, tienen fe en las personas y confían.

Pero tienen un límite. Son resistentes, eso sí, sin embargo, llega un momento en que tu decadencia como pareja la hace tomar la decisión de alejarse.

Si ves que se está desprendiendo emocionalmente de ti, que parece que alista sus maletas para marcharse y decirte adiós, es porque está cansada de tener una relación vacía contigo. Ella quiere vivir, experimentar, aventurarse, sentir mucho, correr y volar. Ella lo merece, pero si solo le traes cuentos baratos y promesas falsas, eventualmente se cansará de ti.

Si ya no discute, si ha dejado de decirte frases de amor, si ha dejado de ser atenta y ya no te envía tantos mensajes como antes, tal vez deberías ver que le estás fallando. Que todos sus esfuerzos no son recompensados porque tú ni siquiera te esfuerzas con ella. No le recuerdas lo importante que es para ti, no valoras sus detalles, no le contestas los mensajes, no alimentas su amor por ti. ¿Y después de eso esperas que ella igual se quede feliz a tu lado?

No te equivoques, no es su deber quedarse porque es tu novia o esposa y así deba ser. Así no es como funcionan las relaciones, no seas iluso porque no vives en una película medieval. Ella merece respeto y el mismo esfuerzo que ella pone en ti. Es una persona como cualquier otra deseosa de amar y ser amada, no va a aguantarte toda la vida hasta que decidas ser un hombre y tratarla como merece. Ella se cansa.

Y ten cuidado porque si ella ya se ha cansado de la relación y de tus cuentos baratos, solo te queda prepararte para su partida e ir a llorar al valle porque cuando te des cuenta de lo que perdiste y de los errores gigantes que cometiste, ya no podrás hacer nada.

Seguirla decepcionando con tu actitud solo hace que ella esté más determinada con su decisión y menos propensa a cambiar de opinión. Así que cuando decide irse, lo hará para siempre.

Ella se cansa, se agota de tus cambios de humor sin sentido, se agota de tu indiferencia, se cansa de que no seas detallista, que no te importe cómo se siente o cómo está su salud, se cansa de que no quieras escuchar, que solo quieras hablar e imponer tu opinión. Sí, ella se cansa, y quién no lo haría. La ves como una propiedad y no como un igual a ti, la ves como una decoración en tu casa y en tu hogar y no como la mujer fuerte y maravillosa que es.

La ves de tantas formas incorrectas que terminas tratándola de forma incorrecta. Ah, pero espera que eso en poco tiempo te dejará sin una pareja que solo tenga amor para darte, sin nadie que te apoye en los momentos difíciles y con una enorme dificultad para encontrar a alguien que sea igual de real y honesto allá afuera.

Ella ya se ha cansado de la relación y de tus cuentos baratos. La perderás a ella y todo aquello de ella que te hacía sentir bien.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.