Hoy te quiero, no sé mañana, pero hoy daría mucho por ti. Te daría mi mano para que sintieras los latidos de mi ser en tus dedos. Siento un amor y una ilusión que ilumina mi alma y hace descansar mi corazón a ratitos…

No puedo llegar a comprender el porqué, pero es lo que siento de adentro hacia fuera, por eso escribo y así me sale directo hacia ti.

Si ahora mismo pudiese ir a tu lado, lo haría sin pensarlo, ¡bueno, no es cierto!, si lo haría pensando, y meditando el camino más corto, para así antes poder besar tus labios y estar a tu lado.

Del mismo modo, iría dejando los pétalos de las flores de mi jardín en el camino, para dejar mi rastro y darte la posibilidad, de si lo deseas, algún día poder seguir mi camino y venir a mí como hoy yo lo hago contigo. Aunque sea con solo palabras, sé que me sentirás en tu alma.

Veo tu sonrisa y veo mi alegría; veo tu cuerpo y veo pasión; veo tu piel y veo mis dedos; veo tus ojos y veo el mar como un día de marea fresca y soleada.

Te veo y te deseo y cuando te imagino, te quiero de nuevo y te vuelvo a desear.

Seguro que me encartaría aprender a amarte algún día.

¡Ahhh y, tal vez, también tomar este trago entre reflexiones y sonrisas!

Albert…

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It