Estoy harta de que me ignores, de ser un simple adorno y que solo vengas cuando necesitas el calor que ya nadie más te da. Me cansé de ser una opción, de que no pienses en mí cuando haces planes, cuando piensas en tu futuro. Me harté de tu insensibilidad y tu falta de gracia, así como de tu indiferencia que tanto me mata. Me aferré, me quedé a tu lado esperanzada, ahora veo que todo esto no es más que una trampa.

Estoy cansada de quedarme pendiente, de esperar por ti, de rogarte que pienses en mí, que me respetes como tu pareja que soy, que me ames de verdad como tus palabras antes gritaban. Quiero que seas honesto y me digas de una buena vez que ya no me amas, que solo me das esperanzas para tenerme a tu lado como tu plan b, como esa última opción si todo lo demás no te resulta.

Me harté de no ser importante, que no te preocupes por mis días, por mi salud, por si te amo. Me das por sentado y así sientes que debo quedarme como esclava a tu lado. No alimentas mi amor por ti, no sabes lo que hago, no te interesa cómo me siento ni lo que quiero. Solo vas por allí muy seguro de que me tienes mientras perfilas otras posibilidades. Estoy harta de que no pienses en mí, estoy harta de que creas que tienes derecho sobre mí. Ya no más.

Ya no voy a seguir tu juego, no me voy a quedar a esperar a que pruebes todo lo que quieras y vuelvas a mí. Sé que valgo mucho, sé que merezco un amor real, uno de verdad, uno sensible, afectuoso y atento. Lo quiero y lo merezco, y si tú no me lo das, pues prefiero estar sola a seguir un segundo más en tu cautiverio.

Sé que dirás que no te amo lo suficiente, que te engaño, o que me rindo así de fácil contigo sin darte cuenta de todo el tiempo que llevo sufriendo. Pero no me importa, porque tus juegos de manipulación son parte de lo que eres, de lo que haces para conseguir que las personas se queden a tu lado, a tu merced, el tiempo que tú decidas. Ya no más.

Me cansé de que solo pienses en ti, que seas un ingrato egoísta, que para ti no haya nada más importante que tú, tu beneficio sin importar por encima de quien pases. Se acabó, me harté, no te necesito en mi vida, me necesito es a mí misma. A la mujer luchadora que un tiempo fui y que se quebró a tu lado. Me cansé de ser lo que no soy, sé lo que valgo y voy a luchar por mí.

No voy a dejar que me sigas usando, no seré un más una opción, seré mi prioridad y me daré el lugar que merezco. Me voy a recuperar y voy a batallar para amarme con más fuerza cada día, voy a luchar para convertirme en la mejor versión de mí misma, y voy a proteger mi corazón de idiotas como tú.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.