No por aguantar más eres más Santa, pero sí más tonta. Reflexión para una mujer no amada

You are here:
Go to Top