Pasarás por relaciones que creías indicadas, en las que aun así siempre encuentras grandes diferencias. Las personas a pesar de no estar con la persona que esperaban o que no cumplen por completo sus expectativas, deciden intentarlo. Algunas veces aprenden a convivir y crean conexiones fuertes, pero la mayoría de las veces terminan en fracaso.

Llegará el día en que tú seas la razón por la que alguien más vuelva a encontrar la felicidad en el amor. Algún día tú serás todo lo que alguien más desea. Es agotador intentar ser la mejor persona para alguien y que finalmente se interese en ti; además, en ese trayecto puedes perder la esencia de quien eres. No cambies, no intentes ser quien no eres solo para complacer a otros. Valórate porque pronto llegará esa persona que te valore como tú lo haces.

Un día llegará alguien a tu vida ya muy lastimado y tú serás la razón por la que vuelva a creer en el amor; le harás ver que es digno de ser amado y subirás su autoestima. Te convertirás en todo lo que esa persona buscaba, tú le vas a ayudar a sacar todo su potencial y le harás ver que merece mucho más de lo que puede imaginar.

No siempre necesitamos encontrar a alguien que nos ayude a superar situaciones difíciles o que nos ayude a tratar un desgaste emocional. A veces, somos nosotros los que estamos destinados a hacer eso por alguien más. Aunque no lo creas, un día serás tú quien le devuelva la felicidad a alguien después de mucho tiempo. Esa persona sentirá cómo su corazón salta de alegría emocionado por tu presencia. Para esa persona tú serás la perfección en carne y hueso.

Cuando te encuentre no te dejará ir jamás porque en ti va a descubrir la calidez de un abrazo, palabras sinceras y amor real. Hará lo que sea para retenerte y hacerte sentir segura a tu lado así como tú hiciste con él.

Llegará el día en que tú seas el hombro que servirá de apoyo para alguien muy especial. Te convertirás en un refugio y en un templo, un lugar donde pueda ser él mismo y sonreír honestamente. Sabrá que estarás siempre para bien o para mal, va a contar contigo sin importar la gravedad de las circunstancias que lo persiguen. Por eso va  a desear mostrarse vulnerable sin ser juzgado, anhela ser escuchado y tú serás ese apoyo que le brindará una transformación.

Vas a curar su corazón roto, vas a aliviar su dolor. Serás la chica ideal, un ángel que llegó para hacerle ver lo grandiosa persona que es y lo mucho que vale. Juntarás todas sus piezas rotas y usarás el amor como pegamento. Sin duda serás todo lo que él esperaba, incluso sin saberlo. Lo ayudarás a restaurar su fe y se enamorará de ti por darle todo de ti, ser paciente con su dolor y ayudarle a descubrir su esencia.

Un día serás el motivo de alguien más para tener sueños y restaurar su fe en el amor, serás la razón por la que recupere la confianza. Serás parte de un amor sincero, un amor que no será tóxico ni abusivo, un amor en el que el afecto, la comprensión y el respeto reinan. Un amor que es para siempre, que no requiere tanto esfuerzo porque se da de forma natural. En pocas palabras, un amor real.

Un día te darás cuenta que todas esas relaciones del pasado no funcionaron porque así debía ser. Porque si no jamás hubieses encontrado a esa persona que cambió tu vida mientras tú cambiabas la suya.

Será un día de no más lágrimas, no más dolor ni tristeza, solo los dos con mucho amor hasta siempre.