Los hombres temen a una mujer con el corazón lo suficientemente grande para albergar un enorme equipaje de dolor. Le tienen miedo a una mujer con una risa tan terapéutica que podría sanar heridas, a una mujer con una increíble pasión que podría iniciar incendios. Los hombres tienen miedo de lo que no pueden dominar o entender. Te temen a ti, mujer maravillosa, libre, que sabe lo que quiere y es feliz por sí misma.

Muchos hombres no soportan la idea de una mujer que sepa exactamente lo que quiere y cómo conseguírselo ella misma. Creen que son mujeres independientes y eso es un concepto que los alarma. Muchos quieren a una damisela que puedan rescatar cuando esté en peligro, quieren ser su héroe, que se sientan dependientes de él y que no consigan ver una vida sin ellos. Es absurdo, pero sigue siendo algo muy real.

Cuando una mujer se ve a sí misma como la persona que es con habilidades, con mucho potencial y sobre todo con muchas posibilidades y opciones, empieza todo un viaje de autodescubrimiento y auto suficiencia. Es por ello que a estas mujeres fuertes e independientes les cuesta mucho encontrar una pareja real y leal a ellas, porque no se conforman, pero más que todo, porque muchos de los hombres que lo intentan, al darse cuenta que no la pueden manejar, se alejan.

Es un hecho, los hombres tienen miedo de las mujeres así, como tú, hermosas no porque alguien se los diga si no porque aman su cuerpo y su aspecto, exitosas porque se han preparado para no necesitar a juro el apoyo de alguien más, expresivas, brutalmente honestas o en resumen, mujeres increíbles.

Son un tipo de mujer que los hombres evitan. En parte también porque necesitan sentirse superior, estar en una posición de poder frente a ellas. Y una mujer que no los necesita los hace sentir inútiles. Una mujer fuerte e independiente los emascula, los hace sentir “menos hombres” porque tienen el concepto social de que deben ser ellos quienes le brinden todo y que ellas sean dependientes de ellos.

Así que sí, algunos hombres pueden tenerte miedo, otros te admiran, pero cuando se dan cuenta de que no son capaces de controlarte, se alejan de ti. Ah, pero también los hay quienes una mujer como tú es todo lo que desean porque no conciben estar al lado de alguien sin aspiraciones, sin carácter, sin amor por sí misma. Son pocos, pero los hay.

Esos valientes, amantes de la vida que más allá de buscar una pareja para tener en casa que los reciba buscan a alguien con quien compartir enteramente sus vidas. Deseosos de amar, de aventurarse, de crecer juntos, de aprender del otro. Son sin duda tesoros cuando los encuentras. Pero tristemente, la mayoría prefiere a la chica débil, que necesita de atención, que necesita ayuda porque les complace darla.

Eso no es que esté mal, de igual forma las relaciones se construyen con ayuda mutua. Pero estos hombres quieren a alguien que puedan controlar, que no les de sorpresas emocionales. Los hombres tienen miedo de una mujer como tú.