Te has esforzado tanto en entregar lo mejor de ti, en mantenerte auténtica y siempre fiel, que mereces nada menos que lo mejor y lo que deseas. Mereces que cuando llegue el final del día puedas ir a la cama sabiendo que hay alguien que de verdad se preocupa por ti, que sienta amor genuino hacia ti. Con tanta bondad en tu corazón, también debes rescatarte y no conformarte.

Así como deseas hacerle tanto bien a la persona que amas, tienes que pensar en ti, en lo que quieres y sabes que puedes tener; no te conformes con alguien que te arrebate la sonrisa, que no le importa si al final del día duermes bien o no. Te mereces lo mejor, no te niegues a ello, tú tienes el poder de elegir, de decidir a quién permitir a tu lado. No te quedes con alguien que no te escribe para saber cómo estás, que no te llama porque te extrañe o que te pida verte porque tiene ansias de ver tu sonrisa.

Mereces ir a la cama sabiendo que hay alguien que de verdad se preocupa por ti, alguien que antes de dormir piensa en ti. Mereces un amor incondicional y apasionado. Que sepa exactamente lo que se necesita para alimentar su relación, que te busque, que aunque esté muy ocupado, siempre saque el tiempo para hablarte y verte. Que no ponga excusas, que sea racional y honesto sobre sus sentimientos, que te haga su prioridad.

Tú mereces que te traten con amor y respeto, que te hagan detalles románticos, que te digan frases hermosas y reales sobre el amor que te tenga. Que te haga viajar a la luna y volver por los sentimientos bellos que infunde en ti. Mereces ser feliz, mereces que no te hagan dudar, que no pongan confusión en tu cabeza, que solo quede confianza y seguridad.

Mereces estar con alguien que no te haga pensar en que tal vez no te ama, que lo veas más como un acompañante perenne en tus locuras y que no te haga preguntarte si estaría dispuesto a apoyarte. No, tú eres un ser maravilloso y mereces caminar con confianza sabiendo que sin importar qué hay alguien que se preocupa y te sigue en tus proyectos y aventuras.

Sabes que lo vales, sabes que eres digna de ese amor hermoso, no escuches esas frases de que el tiempo se te pasa y no puedes esperar más. No se trata de esperar, se trata de hacer de tu tiempo de calidad, que si vas a pasar con alguien el resto de tu vida, asegurarte que sea alguien que te ama con locura, que sea leal, que te ponga en primer lugar. Conformarte ahora puede hacer que el resto de tu vida sea infeliz, y no conformarte puede que te haga pasar más tiempo sola, pero no hay nada de malo en la soltería, por el contrario.

Estando sola te encuentras, te amas, disfrutas de tus pasiones, te enfocas en crecer tú misma. Así que no le temas a estar sola y no te conformes porque tú mereces ir a la cama sabiendo que hay alguien que realmente se preocupe por ti.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.