Todos resguardamos nuestro corazón, te entiendo, yo también lo hago. Tememos ser heridos como antes lo hicieron. Te quebraron tanto que te sientes segura que el problema está en ti y no en los demás. Crees que tienes partes de ti que no puedes dejar ver, crees que lo que eres jamás será suficiente para satisfacer a otras personas. Déjame decirte algo, muy claro y muy fuerte, tú eres una mujer maravillosa.

Sé que tienes miedo de mostrar un lado de ti, no quieres exponerte ni arriesgarte, pero es esa parte de ti la que más te va a ayudar a entender lo que las demás personas sienten por ti. Quien no te amó no fue porque tuvieras algo malo o por tus defectos, fue porque se trató de alguien que no era para ti, que no se conectó y simplemente se acabó.

No tienes ningún problema, eres increíble, todo está bien contigo porque todo lo que eres es tu esencia, tu gracia, tu identidad. Quien no puede amar todo eso de ti, entonces no te merece, solo lo apartas y continúas. No tienes idea de cuántas personas van por la vida queriendo que alguien más le abra su corazón, que le den la oportunidad de amar y ser amado; ¿y sabes? Mostrar ese lado de ti, ser vulnerable en ese aspecto, es algo que enamora. Solo que tienes que saber a quién mostrárselo.

Yo estoy dispuesto a verte sin medidas, sin estereotipos, solo con ojos de amor y comprensión. Muéstrame ese lado que temes mostrar de ti y yo te mostraré lo mucho que te puedo amar. Tanto que no puedes imaginar. No es sencillo encontrar a alguien que te tolere, que anhele conocerte, que se quede en tu vida el tiempo suficiente para darte la confianza de ser vulnerable. No es fácil, yo lo sé. Pero no puedes cerrarte a las oportunidades porque algún idiota te haya hecho sentir como basura.

Tú eres invaluable, mereces lo mejor, todo lo bueno, todo lo excitante, todo lo que te haga feliz. Mereces que te amen y que amen cada pedazo de ti, todo lo bueno y todo lo malo, porque todo te conforma, te hace ser quien eres. Querer cambiar algo de ti es no quererte en lo absoluto; si alguien se enamora de ti, se enamora de todo lo que representas, todo lo que eres, todo lo que sientes. No tengas miedo de mostrar tu verdadero ser, abre esas alas hermosas a tu espalda y no temas al qué dirán.

Eres una mujer especial como toda persona en este mundo, única, increíble, con amor para dar y merecedora de todo lo genial. No te cierres, yo soy esa persona que te espera, que quiere conocerte, que quiere ver todo lo que hay dentro de tu alma y besar cada centímetro de tu cuerpo. Yo soy quien no crees que existe, pero te espero ansioso. Quiero juntar todos esos pedazos que alguna vez rompieron de ti. Quiero que vuelvas a amar sin miedo.

Te estoy esperando, ansioso a que me muestres ese lado que temes mostrar y así yo mostrarte cómo te puedo amar aún más.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.