Una pareja sentimental debería estar a tu lado porque de verdad quiera estarlo, no porque deba o porque no le quede de otra. El objetivo de tener un compañero de vida es que sea precisamente eso, que te acompañe, te apoye, te brinde soporte y calor cuando lo necesitas. Alguien que complemente lo que eres y tienes, que sea tu catalizador y alguien que te ame y ponga una sonrisa en tu rostro.

Así que si no está cuando más necesitas de su afecto y comprensión, no puedes seguir creyendo en él. Alguien que no está en los momentos duros no merece estar en los momentos de felicidad. Si va a estar, que esté siempre, no solo cuando le convenga porque si ese es el caso, entonces tu pareja no te ama de la misma forma que lo amas tú. Y no tiene que ser igual, pero la poca atención en los momentos más duros es sinónimo de desamor.

Podrá expresar sus sentimientos de una forma diferente a ti, pero por favor, no creas en tu pareja si no te da amor cuando más lo necesitas. Alguien que te ama sabe la importancia de estar a tu lado en las circunstancias difíciles. No hace falta que se lo digas o que tengas que recordárselo, quien te valora lo suficiente se queda a tu lado, incluso si le pides que se vaya porque sabe que la soledad cuando estás triste es desgarradora.

Quédate con quien sea consciente de tus necesidades en la relación, quien te convierta en su prioridad, que alimente el amor que se tienen y no deje que desfallezca. El amor debe mantenerse con trabajo duro, y quien no participa en ese esfuerzo termina siendo indiferente cuando más lo necesitas. No permitas en tu vida a alguien así, pues cuando más te haga falta, no estará para ti, te verá como alguien exagerada, que solo necesita atención y eso es muy dañino.

Piensa en tu bienestar, alguien así solo puede empeorar tus sentimientos y cuando estás embargada por la tristeza debes alejar a todas las personas tóxicas de tu vida, esas que te resten en vez de sumar.

No necesitas demasiado esfuerzo, sé que lo que quieres es que esté presente, que te tome de la mano con fuerza y te haga sentir que te acompaña y te apoya, que esté para sostenerte y no dejarte caer, ni siquiera tiene que hablar porque a veces las palabras no ayudan. Solo necesitas que de alguna manera te exprese su amor. Y si no lo hace, no te ama en verdad. Ese es un momento de reflexionar sobre la persona con la que has decidido estar.

Piensa en lo que quieres para ti, en lo feliz que quieres ser. Tienes que buscar tu propia felicidad y solo permitir a tu lado quienes la fomenten, quienes sean auténticos y honestos. Quienes en verdad deseen amarte. No te conformes, y si te toca alguien que no te da amor cuando lo necesitas, huye. Es la prueba que requieres para saber que no es la persona adecuada para ti.

No creas más en esa persona, no creas en sus palabras dulces y de constante perdón. Si no te da amor cuando lo necesitas, no merece estar a tu lado en tus mejores momentos.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.