A veces simplemente no conectamos con la persona que queremos. A veces esa persona que tanto nos gusta no siente el mismo afecto. Cuando dos personas no están destinadas a estar juntas, siempre habrá algo en uno de ellos que los haga separarse. Cuando eso pasa, no puedes aferrarte intentado hacer la mejor fórmula de un pegamento para unirlos, porque lo que ganarás será frustración e insatisfacción.

Que alguien no crea que seas suficiente no significa que haya malo contigo. Todas las personas son especiales, todas están destinadas a un tipo de persona en especial. Si intentas juzgar a un pez por lo eficiente que sea para un maratón en tierra, no solo le demuestras que no sirve para eso, sino que lo matas. No puedes forzar a nadie a sentir algo que no puede sentir porque no es su naturaleza.

Tampoco puedes sentirte mal por ello porque no hay nada malo contigo, absolutamente nada. Simplemente esa persona no es la correcta para ti. Debes abrir tu mente y entenderlo; para la persona adecuada siempre serás suficiente, incluso cuando le muestras tu peor versión de ti misma.

Eres una persona maravillosa que merece ser amada tanto como tú anhelas das amor, claro que sí. Solo no fuerces ese amor donde no puede existir, no pierdas tu tiempo, no gastes tu energía. Sonríe porque comprendiste a tiempo que esa persona no era para ti. Sonríe porque no caíste en las redes del desamor. Detente a tiempo, antes de que el apego sea mayor que el amor. Tú siempre serás suficiente, siempre serás merecedora de amor y respeto.

Cuando estás con la persona equivocada, siempre encontrará un defecto en ti, algo que le disgusta, algo que lo altera. Algo que evita a toda costa. Incluso te ignora porque aunque está contigo sabe que hay algo en ti que no conecta con él. Eso sucede, es normal cuando simplemente no están destinados a estar juntos. Aunque trabajes duro, aunque intentes ser la mejor versión posible de ti misma, la persona errada siempre verá un problema.

Pero para la persona adecuada no existen defectos en ti, y no porque realmente no los tengas, sino porque esa persona los acepta y entiende que te hacen ser la persona que eres y jamás querría cambiarte.

La persona correcta no huye, no te ignora ni es indiferente contigo. Te ama, te valora, aprende a lidiar con tus inseguridades. Se conecta contigo a un nivel tan profundo y complejo que no puedes explicar en palabras. Para el amor verdadero no hay excusas, no hay esperas. Te ama incluso cuando tú crees odiarte a ti misma. Te motiva, te empuja a ser mejor porque quiere verte feliz a pesar de las circunstancias.

Aun en tu mejor versión de ti misma, no serás suficiente para la persona equivocada. Pero en tu peor versión siempre serás lo más valioso para la persona adecuada. No te conformes con menos de ello. No pretendas esa conexión en alguien incorrecto. Cuando todo de ti te dice que estás al lado de la persona equivocada no dudes que así sea.

Sé valiente y lucha por ti misma, por ser feliz, por tener un amor que realmente te vea y no te deje a un lado.