Si tienes que recordarle a tu pareja que es su deber darte amor, créeme, estás perdiendo tu tiempo al estar a su lado. Jamás, jamás, jamás mendigues amor. Si el amor no se entrega de corazón, no es amor, no lo compres, no lo creas. Necesitas abrazarte, respetarte y quererte más para comprender que alguien no te quiere de verdad. Es vital que te veas a ti misma con amor para ser capaz de entender cuando alguien carece de ello para ti.

Sabes lo que quieres, sabes que quieres ser amada con profunda pasión, quieres que te hagan sentir bien, que te hagan soñar despierta, que te hagan ver las estrellas por el éxtasis que te provocan y que al mismo tiempo te apoyen en tus sueños. Quieres ser amada sin tener que pedirlo. Así que si sabes eso, ¿por qué te rebajas a mendigarlo? Recuérdate lo fuerte que eres, recuérdate quién eras antes de que esa persona llegara a tu vida, tus deseos, tus sueños, tus anhelos.

Recuerda quién eras, recuerda que te prometiste no conformarte, ¿por qué tienes miedo ahora? ¿Qué te hace quedarte al lado de alguien que no tiene amor para ti? ¿Por qué lo amas? ¿Y dónde quedó tu amor propio? En el mundo hay muchas personas honestas, allí afuera seguro está alguien esperando para adorarte, para darte todo lo que deseas; no te conformes con un amor mediocre. No te conformes con tan poco, ¿por qué someterte a la indignación y la tristeza de estar al lado de alguien que no te ama?

No hay razón válida para eso, ninguna. Depender tanto de alguien que no puedas alejarte, te enferma emocionalmente. Te sumerge en un pozo oscuro que te asusta. Aprendes a vivir con miedo y con miseria. Te debes una vida tranquila y feliz, tú decides qué hacer, jamás permitas que alguien que no te quiere te defina como persona. Te la pasas preocupándote por alguien que ni siquiera piensa en cómo te afectan sus decisiones.

No le debes nada, más bien piensa en el millón de posibilidades que te esperan. Tienes una atadura emocional que solo tú puedes romper. Te sientes aprisionada, sin opciones, pero todo eso solo está en tu cabeza. Necesitas retomar el control de tu vida y alejarte de quien no aporta nada positivo a tu vida. ¿Mendigar amor? ¡Vamos! Mereces más, sé que mereces más, tú también lo sabes.

Mereces un amor bonito, que te saque sonrisas, que no te haga dudar ni te ponga en una posición insegura. Eres maravillosa, así que por favor, trátate como tal, piensa en ti, en lo que quieres y olvídate de esforzarte en agradar a alguien que le importa muy poco si tú estás bien o no. Lo más seguro es que le convengas a esa persona, que seas su fuente de alimentación para su ego si te hace rogar por su amor. ¡No te merece! ¡No cedas!

Ámate más que a nadie, quédate sola, necesitas recuperar la confianza en ti misma. Si no puedes amarte y respetarte tú misma, jamás podrás hacer que alguien más te respete y te valore como debe.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.