Para ti mujer que te sientes preparada para dejar entrar el amor a tu vida, que deseas recibir amor real, apasionado e incondicional. No te desesperes, ni te desanimes. Y antes que nada, no te conformes por el afán de tener a tu lado a un hombre. Tú eres especial y eso te hace merecedora de cosas y personas más especiales aun.

Recuerda que el amor de tu vida será quien esté dispuesto a luchar por tu amor, quien se enamore de tus defectos y no espere cambiar absolutamente nada de ti. No confundas nunca el deseo físico con el amor real, no creas que porque un hombre sienta atracción por ti significa que sea el amor de tu vida. Si lo buscas, debes saber cómo reconocerlo cuando lo veas, cuando lo conozcas y compartas tu tiempo con él.

El amor de tu vida no tendrá secretos contigo y el aprecio que te tiene junto con las ansias de hacerte parte de su vida le permitirá ser vulnerable contigo. El amor real te muestra todos sus colores, te abre su corazón y te deja ver todas sus heridas. Jamás creas que eso se trata de una debilidad, por el contrario, para que un hombre que vive debajo de la lupa de una sociedad en la que el hombre nunca puede ser débil, resulta un enorme esfuerzo y un acto de valentía el abrirse contigo. Eso demuestra que lucha por ser una mejor persona y que te ama en verdad.

Si estás buscando el amor, entonces evita a esos hombres que no son capaces de interactuar contigo a un nivel más profundo. Si no puede confiar en ti, no merece tu amor. Si le das todas las muestras de confianza que necesita para finalmente dejarte entrar más, y aun así no da un siguiente paso, entonces ya no pierdas tu tiempo.

Tú sabes lo que es estar soltera, y sabes muy bien que no tiene nada de malo. Sola aprendiste a valorarte más, a desarrollar el amor propio que todo ser humano debe tener por sí mismo. Estudiaste tus gustos y necesidades y te hiciste más sabia sobre la vida. Así que no hay nada que temer a estar sola y seguir esperando por quien realmente te valore.

Nunca jamás te conformes. Nunca jamás entregues tu sonrisa a cambio de compañía. Eres una mujer inteligente que sabe lo que quiere, que lucha por las cosas buenas en su vida. Hazlo también cuando se trata de encontrar el amor. No cedas ante las estadísticas y las circunstancias, sabes de primera mano que tu propia compañía es buena y restauradora. Por lo tanto no temas a seguir por ti misma en la vida, lo bueno se hace esperar.

Ábrete a las oportunidades, pon a prueba, vive al máximo, dale a las personas el beneficio de la duda, pero estudia bien su comportamiento, sus expresiones, su amor hacia ti. Pregúntate si es lo que quieres, si es con quien serías feliz el resto de tu vida. Analiza y fíjate si él te hace sentir segura, si disipa las dudas, si te demuestra su amor y te apoya incondicionalmente.

Seguro lo encuentras, solo te pido que no te aferres nunca, ni siquiera a un hombre que sea maravilloso contigo. Conserva y resguarda siempre tu libertad.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.