Para ti mujer, que entregas tu corazón a las oportunidades que te llegan porque estás deseosa de ser amada. A ti mujer que no temes creer en el amor y aunque te rompen sigues teniendo esperanzas, eres una mujer admirable, una mujer que sin importar las circunstancias no duda en seguir dando sus mejores afectos. Eres increíble, pero también debo decirte que tienes que resguardarte.

Es maravilloso que no pierdas las esperanzas, muy pocas personas pueden decir que se recuperan con facilidad después que alguien les rompe el corazón y me atrevo a decir que muchas ni siquiera se recuperan de ello.

Cierran sus corazones al amor y no se arriesgan a pasar por lo mismo de nuevo. Tú en cambio no te cierras a la idea de amar porque crees en la felicidad, en las buenas intenciones y el amor verdadero. Eso te hace inigualable y te aplaudo por ello.

Sin embargo, mujer, tú que te enamoras tantas veces, ¿acaso ya estás lo suficiente enamorada de ti misma? ¿Le abres tu corazón a la siguiente persona segura de quien eres y complacida de quien te has convertido como persona? Si estás ansiosa de conseguir alguien que te ame y te enamoras con facilidad, creo que es un signo de que te cuesta estar sola. Te sientes incómoda en tu propia compañía y sientes que solo la presencia de un hombre te hará sentir completa. ¿Es eso?

Pues, mientras no aprendas a amarte a ti misma, a ser feliz por ti misma y valorarte más que a nadie, ninguna relación que intentes será exitosa. Seguirás buscando y buscando y cada vez serán peores las experiencias sin ningún resultado positivo a largo plazo. No te aferres a la idea de que solo con una pareja puedes ser feliz. No te apegues a alguien creyendo que solo con su presencia te vas a sentir completa. Si te sientes así es vital que dejes de buscar para empezar a encontrarte a ti misma.

Necesitas aprender a entender los deseos más profundos de tu corazón, dejar de lado los estereotipos y las opiniones de los demás para descubrir lo que realmente quieres para tu vida. No lo deduzcas tan rápido, es mejor quedarte sola, y cuando digo sola me refiero a sin pareja, no significa que vayas a estar sola en concreto. Cuando te dedicas a ti misma descubres cosas muy interesantes, habilidades ocultas, gustos increíbles, proyectos pendientes, personas fabulosas que te aprecian.

Descubrirás todo un mundo genial que solo te compete a ti, cuando dedicas tu tiempo y energía a ti misma aprecias más lo que eres. Te das cuenta de tu valor, aprendes a reconocer lo que mereces y a no conformarte con menos que eso. Dejas de estar aceptando a cualquier persona en tu vida que no te beneficia. Los enamoramientos rápidos te socavan, te exponen y eres tú quien debe resguardarse a sí misma.

Ya no esperes a un héroe que te salve y empieza a ser tu propia heroína. Para ti mujer que te enamoras demasiadas veces, es genial que te mantengas positiva y abierta al amor, pero ámate primero para poder hacer que las relaciones valgan la pena.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.