Cada vez es más notorio el impacto de la mujer en la sociedad, su negativa al sometimiento de las reglas arbitrarias que alguien más impone y la búsqueda incesante de ser feliz. Sin embargo, ese número no alcanza al total de mujeres en el mundo y menos en lugares donde aún las normas sociales y religiosas pesan mucho más sobre la libertad de la mujer.

Pero la realidad, es que cada vez más las mujeres se van dando cuenta que son personas libres como cualquier otra, como cualquier hombre. Empiezan a comprender que el género es solo eso, el género que los define, pero nada más. Tienen las mismas capacidades y pueden desarrollar las mismas habilidades y tener los mismos sueños gigantes.

Por mucho tiempo a la mujer se le ha visto como una parte esencial para la vida de un hombre, simplemente eso, sin profundizar en lo que la mujer de verdad desea. Pero eso ya está quedando opacado porque cada día más mujeres alzan su voz, no para imponerse como seres más importantes que el hombre sino para demostrar que tienen la misma libertad de elegir, de ser y hacer. Esto, inevitablemente, influye en sus relaciones de pareja.

Una mujer cedía ante cualquier hombre solo para ya no estar soltera porque eso es una especie de enfermedad en la mujer para la sociedad. Si no tienes un hombre a tu lado significa que no tienes ningún tipo de seguridad. Error, tú misma puedes darte la seguridad que necesitas, es más, tú de seguro podrías cuidar mejor de ti misma. Una mujer aspira a una relación asombrosa, colmada de respeto, apoyo y honestidad, y sobre todo mucha pasión. Las mujeres hoy ya no se conforman con relaciones mediocres.

PEXELS

Lo quieren todo y más, saben lo valiosas que son y antes de conformarse con un hombre que solo las tenga para darle atención cuando le dé la gana, ellas prefieren la soltería. Y eso no significa que estén solas. Estas mujeres apasionadas van por la vida aventurándose, construyéndose a sí mismas, creando y divirtiéndose, solas o acompañadas. Sin embargo, cuando se trata de relaciones son muy cuidadosas.

No se cierran ante las oportunidades, pero no son de las que esperan a que un hombre se decida a amarlas o no. En el momento que se sienten desvalorizadas, dan la vuelta y se retiran porque no se van a someter a un sufrimiento innecesario sabiendo que por su propia cuenta ganan más que con un hombre inmaduro.

Así que sí, cada vez más mujeres prefieren estar solas. Y en muchas ocasiones no es solo una decisión, es como la vida se ha presentado pues tienen sueños y trabajan duros por ellos y cuando se involucran con alguien que las quiere frenar, no lo permiten. Las circunstancias solo le han presentado a hombres que o bien solo quieren sacar una ventaja, son inmaduros o quieren someterlas. Y para ellas no es una opción perder su libertad ni su cordura por quien no la merece.

Sabe lo que vale y antes que nada siempre va a poner su bienestar delante. Estas mujeres maravillosas dejaron de vivir en la ignorancia. Abrieron sus mentes, escuchan testimonios, leen, se enteran de lo que sucede a su alrededor, se sienten poderosas porque tienen el poder del conocimiento y la verdad.

Y no dejarán de ser solteras hasta que no llegue a sus vidas ese hombre atento con las mismas ansias de éxito. Con muchos sueños y con mucha pasión para darle. Que sea honesto siempre y que esté muy seguro de lo que quiere.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.