¿Por qué sufres de ansiedad y miedo?


Seguramente si estás leyendo este post, es porque te has hecho la pregunta, ¿qué es el miedo? más de una vez. Con este y otros artículos que iré escribiendo trataremos de comprender más profundamente el miedo y cómo podemos evitarlo en nuestras vidas.

¡Así que, vamos a ello!

EL SER HUMANO ES COMO UNA FIGURA DE BARRO QUE SE MOLDEA DESDE EL INICIO DE SUS DÍAS. UNA VEZ INICIA LA MITOSIS DE LAS PRIMERAS CÉLULAS, HASTA EL DÍA DE HOY, HASTA QUE ESTÁS LEYENDO ESTE POST, TU BIOLOGÍA Y TU CEREBRO SE VAN CREANDO Y MOLDEANDO DE FORMA QUE NO PARAS DE CAMBIAR A CADA SEGUNDO ATÓMICAMENTE HABLANDO. Y HAY CAMBIOS QUE AÚN NO ESTAMOS PREPARADOS A VIVIR…

¿Qué es el miedo?

Sufrir, es un estado del cerebro que va relacionado con el miedo. El miedo aunque parezca nuestro enemigo, no es tan malo como piensas. El miedo es el billete de futuro que nos da la naturaleza para poder evolucionar y sobrevivir en el mundo que nos rodea. Piensa, que el miedo es una virtud que los seres vivos hemos obtenido sin darnos cuenta para que la evolución no nos haga desaparecer por completo.

Sin el miedo, hubiéramos desaparecido hace mucho tiempo, ya que este es el que nos da la posibilidad de tener la conciencia de que algo puede pasar, nos da el don de predecir varias opciones en nuestro entorno, y sin duda alguna, arraigado al instinto y a la razón, es una de las mejores virtudes de todos los seres vivos que existimos en este planeta.

Pero hay una diferencia entre nosotros los humanos y los animales. Ambos tenemos el miedo en nuestro vivir y claro está que gracias él, estamos donde estamos. La diferencia es que los animales lo activan para ponerse en alerta y vivir con éxito y los seres razonables, es decir, nosotros, tenemos el defecto, o la ventaja, de guardarnos esos miedos en el cerebro.

El cerebro de ahora

Los animales lo usan sin más y esquivan el peligro y sobreviven, nosotros hemos hecho lo mismo durante millones de años de evolución y ahora no lo estamos usando de la misma forma y no valoramos este cambio.

Tenemos vidas mucho más seguras y despreocupadas por los peligros del subsistir, sin embargo ese mismo miedo sigue en nosotros trabajando y ya no lo enfocamos hacia el lugar que antes lo enfocábamos. Claro, esta virtud, si no la empleamos de alguna forma sigue estando presente en nuestro prehistórico cerebro y se nos activa en miles o millones de ocasiones durante nuestras vidas.

Ahora ya no tenemos miedo a ser cazados por algún que otro animal o cazados por enemigos de nuestra misma especie. Tampoco tenemos los miedos que antes teníamos a la madre naturaleza, y muchos más que nos han ayudado sobrevivir en la historia. Todos estos temores los tenemos más que controlados ya que nuestras vidas son vidas mucho más, por así decirlo, artificiales.

¿Por qué sufrimos las personas?

A raíz de esto surgen miedos nuevos, miedos que desconocemos dada la carencia de los miedos que el cerebro ha tenido siempre y nuevas vías de miedo se desarrollan.

Lo peor de esto es que son miedos que no se pueden materializar o conocer. Son miedos a lo desconocido, miedos que no sabemos porque nos aparecen en nosotros y que nos causan depresión, ansiedad y lo peor de todo y la nueva enfermedad de los tiempos en los que vivimos: “EL MIEDO AL MIEDO”.

El pánico, la ansiedad y las depresiones siempre tienen algo en común y es que las personas no sabemos porque nos vienen o porque padecemos de ello, pero la posibilidad del “miedo al miedo” es muy real y es prácticamente la desarrolladora de estos problemas.

Si padeces de miedo y ansiedad, puedes ponerte en manos de especialistas, pero también es muy importante que llegues a comprender tus miedos tú mismo. Que los afrontes, que no huyas de ellos, y encuentres tu calma y paz a raíz de la experiencia de los mismos y de la no huida de ellos. Recuerda, cuando más huyes de ellos, más grandes se pueden hacer y sí se pueden solucionar y eliminar de tu persona. Los miedos no son para siempre.

Albert.

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola