¿Puede el aprendiz superar al maestro? Reflexión de Albert Espinola

APRENDIZ Y MAETRO


“La creatividad del aprendiz supera al maestro”. Las repeticiones se vuelven una realidad en nuestras vidas. Muchas veces somos expertos en algo porque hemos dedicado miles de horas en trabajarlo y aprenderlo. Miles de ensayos y prácticas que finalmente crean al maestro. Llega un momento que nos volvemos maestros de cualquier actividad pero a su vez nos volvemos rígidos y carecemos de la creatividad que puede tener un aprendiz. El hecho de tener experiencia en algo nos encierra en la repetición y nos crea la responsabilidad de asegurar aquello que hacemos. No apostamos tanto como al principio y dejamos de tener esa chispa y esa creatividad que nuestro alumno y aprendiz puede tener. Una forma sabía de caminar en la vida es dejar los estereotipos y las posturas de sabios y aprendidos y convertimos en maestros aprendices del aprendiz. Fijarse en el que empieza nos hará avanzar aún más y sin darnos cuenta podemos ser los maestros los que aprendamos del nuevo viajero de la práctica y enseñanza.

Cuando logramos ver que en realidad estamos estancados en nuestro aprendizaje y maestria y nos damos cuenta de que el que empieza nos puede dar una lección, es cuando tenemos que plantearnos empezar de nuevo hacer aquello que sabemos hacer, pero desde otra perspectiva, realizándolo de forma diferente. Buscar formas más creativas y nuevas de hacer aquello que ya sabemos hacer nos puede aportar una increíble capacidad que estará muy por encima de lo que sabemos hacer en el momento.

Aprendamos del alumno, de la persona que empieza y nos daremos cuenta de la enorme cantidad de cosas que aprenderemos de él y que nos faltan por aprender. El conocimiento no ocupa lugar y es infinito.

Autor: Albert Espinola