Te sientes desplazada, triste y distante. Lejos y solitaria como la luna en el cielo oscuro, como sustentada en un vacío extraño, rodeada de luces, y sin la capacidad de llegar a tocar la que a ti te de la felicidad. Pero no la necesitas tocar, porque tú eres la luz.

Sólo necesitas seguir estando y girando en el mundo sin prisa y sin búsqueda. Esperando sin espera, sólo viviendo y disfrutando de tu luz propia. Tu bella y única luz. Así como la luz de la luna que es bella y pausada; tranquila y observada.

Tú no lo sabes, pero hay alguien que te ama y te observa. Tú eres como la luna que pinta la luz en cielo y apunta miradas. Tú eres la ilusión de muchas personas y debes verlo así.

No estás sola, no estás triste, solo estás desorientada y crees que nunca volverás a sentirte amada. Pero es sólo una creencia, porque no es la verdad.

No es la verdad amiga. Seguirás el camino y cuando menos lo esperes llegará. MIRA ESTO:

luna y amor

Ella, la luna, igual tú, reside en el universo, y destino, y llega un día en el que el sol (una nueva luz) la ilumina y se fusiona con ella para crear algo maravilloso. Un eclipse solar. Desde la tierra vemos la luna acompañada y la vemos perder luz, por su lado habitual, pero en realidad no la pierde, sólo la fusiona en secreto con su nuevo compañero de luz y amor.

Ella igual que tú, estaba sola, pero tarde o temprano la compañía le llega y le da una nueva luz; y si desde la tierra vemos que brilla y es bonita… ¿Podrías imaginar cómo brillará por el otro lado en ese momento? El lado oscuro de su gran masa ¿Te lo puedes llegar a imaginar?

Tú vives pensando que no eres nadie y que no te amarán, vives pensando que eres como la cara oscura y oculta de la luna, y no es así. ¡Todo el mundo te ve!

Tú eres preciosa como la luna, y algún día, de la misma forma que a la luna le pasa, harás tu propio eclipse con alguien y esa cara oscura y oculta que crees que eres, brillará y hará que seas la mujer más bella del universo. Ahora sólo vive tranquila. Siéntete como la luna. Bella y única. Siéntete la mujer más esperada por esa gran luz; la que llegará a tu vida para darte el amor que mereces.

SIÉNTETE COMO LA LUNA… ¡ESPERADA Y AMADA! ¡Alguien te está esperando y te esperará! y verás cómo no existe lado oscuro para ti. Brillarás en toda su totalidad.

Serás la luna amada. Y él, tu amante y cuidador.

Tu amigo Albert 😉

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It