Cuando amas a alguien es difícil darte cuenta del daño que hay, de hecho te niegas a verlo porque no quieres pensar que hay algo malo, solo quieres seguir adelante intentándolo. Pero necesitas entender que las relaciones no se basan únicamente en amor, y menos si solo eres tú quien tiene amor para dar, necesitas respeto y lealtad.

Amar puede parecer suficiente, pero no lo es, para ser verdaderamente feliz necesitas más. Necesitas sentirte segura, necesitas librarte de dudas, que te sea leal, que te respete y te apoye en tus decisiones, en tus proyectos. Las relaciones son un asunto de dos, tú das y también tienes que recibir. No vale la pena quedarte con alguien solo porque lo amas sin recibir nada a cambio, eventualmente querrás más y pronto podrías ganar un corazón roto del que puedes prevenirte.

No es sano quedarte donde a ti no te quieren, donde no te valoran ni te dan lo que mereces. Necesitas saber tú misma lo mucho que vales para respetarte, para no permitir un trato con desdén e indiferencia. Sabes que mereces más, sabes que quieres más y aferrarte a alguien que no te da nada de eso te hace daño a ti misma, desintegra tu esencia, acaba con tus deseos y sueños. Sé que no quieres eso, sabes que no quieres, pero también sé que tienes miedo y no te culpo, es normal que lo sientas.

Inviertes tu tiempo y energía en una persona, dedicas tus días y aprendes a amar hasta sus defectos, así que desprenderte es difícil porque sería como echar todo ese esfuerzo a la basura. Pero entiende que es necesario, porque si sigues al lado de alguien bajo esas condiciones vas a seguir perdiendo tu tiempo y energía y en el trayecto serás infeliz. Tienes que velar por tu bienestar y amarte primero a ti de forma incondicional.

No es sano quedarte en una relación donde solo amas tú, tienes que esperar amor y respeto de vuelta, y si no lo estás recibiendo no insistas en hacerlo cambiar. No te sometas al dolor y frustración de no poder estar con quien no te quiere. Tienes que tomar todas tus fuerzas para enfrentarlo, aceptarlo y superarlo. No es algo tan sencillo de lograr, pero quién dijo que la vida es fácil, y para estar sufriendo al lado de alguien que no te ama ni se compromete con la relación, es mejor aprender a superarlo y asegurar tu bienestar emocional.

Debes evaluar tu relación y asegurarte de recibir lo que esperas, el amor que deseas, la confianza y el respeto. Por más que lo ames, si no tienes esas cosas, no lo vale. No vale la pena tu esfuerzo y tu tiempo porque todo eso lo perderás. No te arriesgues por alguien que no se arriesga por ti a intentarlo siquiera. No le des todo de ti a alguien que no le interesa tener lo que tú le ofreces.

Por favor, no te quedes en una relación solo porque tú lo amas mucho. Necesitas más que eso, necesitas amor recíproco, respeto y lealtad.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.