Quiero que nos entendamos, que tengamos la paciencia para hablarnos con cariño y nunca caer en decirnos palabras hirientes. Espero que nos amemos siempre como nos amamos ahora, que me lleves tomada de la mano mientras yo te aprieto fuerte para recordarte que estoy presente. Que te apoyo, que te escucho, que siempre te tengo en mi mente.

No quiero que tengas miedo en hablarme con la verdad, siempre voy a esperar que seas honesto, sin importar qué tan dura sea esa verdad. Yo estoy comprometida a estar contigo, a esforzarme, a amarte, a escucharte. Cualquier dificultad la podemos resolver juntos, pero necesito que seas abierto conmigo, que seas comunicativo y nunca te cohíbas de ser sincero.

Entiende que veo en ti a un compañero de vida, a un amigo incansable, un amante apasionado, mi cómplice de aventuras. Eres todo lo que quiero aunque no seas el centro de mi mundo, eres mi mayor logro y mi mejor trabajo de vida.

Quiero que nos amemos, que nos respetemos, que nos demos una y otra vez oportunidades de aprender el uno del otro, de amarnos de diferentes formas, de soñar juntos. Yo prometo apoyarte, estar a tu lado siempre que necesites, prometo serte leal, amarte y respetarte y espero que tú tengas las mismas intenciones conmigo. Quiero que estemos en la misma página, que nos entendamos. Que si hay alguna falla lo digamos.

No quiero que caminemos con miedo, quiero que siempre seamos honestos. Y es que quiero llegar a los 80, ambos tomados de la mano, sonreírnos y abrazarnos para decirte al oído que lo logramos. Que todo el esfuerzo valió la pena porque siempre fuimos felices, siempre nos aventuramos a la vida sin temor. Nos enamoramos cada día, nos motivamos cada instante. Quiero llegar a esa edad y estar orgullosa de cada decisión que tomamos aunque no fueran las mejores algunas veces.

Quiero que estemos orgullosos de quienes nos convertimos al estar juntos. Quiero que me mires y sonrías, que me digas que cada paso valió la pena porque aunque nuestro camino en algún momento haya sido pedregoso, siempre lográbamos llegar al pasto verde lleno de flores. Quiero amarte cada día más, maravillarme con tu presencia, extasiarme por nuestro amor y por nuestra vida.

Yo hoy te hago una promesa, me comprometo a luchar por nuestro amor, a ser paciente y tolerante, a escucharte y respetarte, a entenderte y hablarte siempre. Yo lo hago y quiero que tú también lo hagas.

Quiero que decidamos por nuestras vidas individuales, pero que lo hagamos juntos. Quiero que tus sueños se cumplan y espero cumplir los míos. Quiero que seamos inmensamente felices, incluso cuando estemos hechos pedazos por la vida porque ser feliz no es un punto al que debamos llegar, sino algo que siempre debemos llevar.

Quiero tomarte de la mano cuando tengamos 80 y decirte: “¡Lo hicimos!”. Quiero que echemos un vistazo a lo que hemos dejado atrás y nos sintamos agradecidos e inspirados. Quiero verte a los ojos cada día y encontrar el mismo amor que tenemos hoy. ¿Te animas?

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.