Descubre porqué puedes llegar a este punto; toma nota de tu estado emocional y encuentra el porqué de tus acciones. Si terminas en una situación en la que estás mendigando amor, recuerda: Tal vez no mendigas el amor de nadie, sino el tuyo mismo.

Suele pasar que las personas pueden empezar en relaciones por enamoramiento y porque el amor toca a la puerta y esas nuevas sensaciones llenan la barriga de colores y entusiasmo; pero muchas veces, puede llegar porque el jarro está vacío, es decir: Imagínate un jarro vacío, ¿verdad que sería muy fácil llenarlo de agua dada su falta de nada en su interior? Pues en el amor pasa igual. Muchas veces las relaciones se dan de este modo. Una de las personas de la pareja, incluso las dos, estando vacías, sin amor propio, se han dejado llevar por el enamoramiento y han entrado en la aventura de los sentimientos de pareja, sin saber siquiera, qué es amarse a uno mismo. Se llenan el uno al otro estando vacíos.

Cuando te enamoras puedes parecer Samsón, o un superhéroe

Eres capaz de todo, salen de ti nuevas virtudes y nuevas acciones, pero que pueden ser un poco fantasmagóricas, porque tarde o temprano, cuando la relación se va enfriando, dichos superpoderes también van aflojando y te vas convirtiendo en quien fuiste al principio de todo, cuando aún no habías conocido a esa persona y estabas vacía/o sin amor y sin amor propio.

Para que lo entiendas frescamente. El enamoramiento te convirtió en alguien que no eras, te pone un disfraz, y este nuevo disfraz, (que ha vestido tu alma), tarde o temprano te lo terminas quitando porque en realidad ese no eres tú. Es imposible permanecer disfrazado para siempre. Siempre terminará surgiendo tu verdadero yo y terminarás siendo quién sí eres y fuiste al principio de todo.

PEXELS

¿Qué pasa cuando el amor termina?

Lo que sucede cuando el amor entre dos empieza a aflojar, es que la persona que en el inicio de la relación estaba con menos autoestima, pueda terminar sufriendo más y mendigando el amor que el otro ya no quiere dar.

Dicha persona puede entrar incluso en depresión, y desconsuelo emocional, dado la separación y la forma natural de querer recuperar dicho amor es usando estas acciones tan insalubres y dañinas para uno mismo.

¿Por qué mendigar su amor?

Por la falta de no aceptación a ti mismo, o por la falta de no querer ver que antes debes aprender amarte a ti, para después poder, con mucha fuerza y entereza, amar a los demás.

Nadie puede dar lo que no tiene. Y si tú no tienes amor para ti, difícilmente podrás dar amor a la persona que en su momento decidió juntarse contigo por enamoramiento o por que la primera chispa se generó.

Es más que obvio que tarde o temprano se vayan desgarrando las vendas de los ojos y se vayan viendo las almas más destapadas. Las vulnerabilidades más presentes y se vayan viendo las personas más de verdad, sin el enamoramiento alocado de por medio, y es ahí cuando las personas se dan cuenta de que tal vez ya, no quieren seguir en la relación.

Esa persona que te generó chispa al principio, esa persona que sacó superpoderes de donde no los había en realidad, ha dejado de ser como era y ya no gusta tanto.

PEXELS

¿Qué le pasa a la persona que mendiga el amor?

Pues que sufre y destroza su alma como nunca.

  1. Porque jamas quiere ver, o no puede ver, que es ella misma quien debe amarse primero.
  2. Porque cree que ese amor lo debe recibir de alguien externo, y el rechazo la hunde aún más y la lleva a la locura de la obsesión e insalubridad personal. Y claro está que en esta situación, mas rechazo generará.

Conclusión:

Si mendigas el amor de alguien destrozarás tu alma, porque no sólo estarás buscando el amor de alguien más, sino que estarás tirando el tuyo propio por los suelos y eso te generará doble dolor emocional. Doble dosis de impacto, soledad y dolor moral y sentimental.

Trata de comprender lo mencionado en este post, analiza cómo está tu situación personal y si es necesario busca ayuda profesional para comprender y darte cuenta de que el amor propio también hay que trabajarlo. También debes enamorarte de ti mismo, con dedicación y tiempo para ti.

Ama tu soledad.

Autor: Albert Espinola © Todos los derechos reservados.