Esto, a veces es como el juego del gato y el ratón, pero es una realidad que en ocasiones funciona. Como siempre digo, existe la excepción, pero claro está, que muchas veces a los hombres nos gustan las cosas difíciles. Sea por la misma evolución de la especie y por la misma competitividad natural o por alguna otra cuestión hormonal evolutiva, resulta ser muy cierto, que andamos buscando lo que más cuesta conseguir y obtener.

Tal vez, la misma evolución siempre se ha encargado de que evolucionen las especies que más se ganan el papel, en el entorno en el que viven y claro está que ahora, en los tiempos que vivimos, el entorno está más que asegurado en aspectos de supervivencia, pero dicho comportamiento milenario, queda en nuestro cerebro e impulso animal, por así decirlo.

Creo que esto se aplica en ambas partes y seguro las mujeres también pasan por esto. Si lo analizas bien, verás que sí es así.

Si un hombre va muy detrás tuyo, en ocasiones, más bien te crea repelús (RECHAZO) y cuesta imaginarte junto a él… ¿O no, my friend?

¡Deseas huir rápido de él y mil excusas salen de ti, como por arte de magia!

Sin embargo, un hombre que parece inalcanzable, despierta muchas cosas en ti. Empezando por el misterio y las ganas de acercarte para conocerlo y terminado por la imaginación y los sueños que puedes llegar a crear en ti, viéndote junto a él.

También déjame decirte, que todo en esta vida tiene un límite, y sé por experiencia propia, que cuando una persona huye demasiado o se hace mucho de rogar, termina por romper la cuerda y pierde las posibilidades de amor, amistad o contacto.

El equilibrio perfecto 

Como te decía antes, esto es como el juego del gato y el ratón. El equilibrio perfecto, es compensar y recompensar el esfuerzo que ves que el otro hace por estar a tu lado, y manteniendo esto, los dos siempre ganaréis.

Juega con inteligencia y sé una mujer lista en este aspecto Deja que también tu instinto te guíe. Estoy convencido que conseguirás aquello que más deseas.

Como siempre te digo… ama con libertad y tranquilidad y descubre el amor con tiempo y trabajo, sin miedo a conocerlo. Sólo trata de poco a poco analizar si es para ti o no, y si tú con tu amor propio, mereces dicha persona o no.

Es fácil, tú sabes muy bien qué es lo bueno y lo malo en tu vida. Solo es cuestión de no autoengañarse.

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It