¿Cómo un hombre y una mujer deben amarse todos los días?

¿Cuántas veces te haces esta pregunta o, por lo menos, la has meditado y reflexionado alguna vez? ¿Cómo amar para que todo vaya bien? Te voy a poner  un ejemplo reflexivo que creo que te será de mucha ayuda y visualización.

Es sencillo. Para amar con tranquilidad y que las cosas vaya bien, no hay que aguantar, apretar ni empujar, para así no hacer salir del camino a tu pareja o mantenerla en un sufrimiento.

Imagínate caminando en un camino, (tu vida), y que conoces a una persona (otro caminante y camino) la cual comienza por estar en un supuesto mismo rumbo que el tuyo, pero en distintos trayectos o caminos. El amor empieza a fluir y uno de los dos, o los dos, dais paso a que el otro se una al camino y al viaje de dicho camino (IMAGÍNATELO COMO UNA CARRETERA).

Se da el amor y empezáis el viaje los dos unidos en armonía, en una misma vía, camino o carretera rumbo al futuro con amor. Claro, empiezas a crear vínculos en dicho viaje, a crear cariño y amor y todo va genial día a día en dicho camino y trayecto llamado amor.

El problema empieza cuando empiezan a existir cosas, sean presiones, celos, malos tratos, infidelidades y todo aquello que destrozan el alma de una persona. Hacen perder la dignidad.

El viaje así se complica, y todas estas presiones te empujan hacia fuera de dicha carretera y viaje y, por supuesto, se sufre al ver que ya no se está tan cómodo en la travesía de amor que se inició.

Para que me entiendas. Si uno de los dos empuja al otro, se sufre porque ves la GOLPIZA que te podrás dar y al mismo tiempo se sufre porque insistes en aguantar en el camino. Sometido en las creencias que te habías creado de que ese camino ya era el definitivo. Y resulta ser un camino lleno de curvas sin horizontes y repleto de piedras que no te dejan circular con paz y tranquilidad en él. Circulas sin amor.

Entonces, amar así es imposible. Se pueden dar muchas circunstancias distintas por las cuales el camino inicial deje de ser bonito y pase a ser una carretera de peligros. Y así como cuando conduces tu coche y ves peligro frenas, te pones el cinturón y tomas medidas para que no padezcas ningún accidente fatal para ti. En el amor debes hacer lo mismo. Saber frenar. Pero esto no se suele hacer y se sigue con un (masoquismo loco) hacia adelante hasta perder la dignidad y la salud emocional. ¡Hasta chocar y hacerte mucho daño! ¿ME ENTIENDES VERDAD?

Amar es poner el cinturón del que tienes al lado y al mismo tiempo ponértelo ti mismo. Y esto, ambas personas en la relación deben hacerlo siempre.

Esto es amar. Si te empujan no es amar, es otra cosa.

Yo te pongo el cinturón y te cuido y tú me pones el mio y me amas.  ¡Aquí es dónde está el simple y verdadero truco de amor!

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It