La bloguera Constace Hall, hizo una reflexión-declaración acerca de ser madre, que ha tenido una enorme repercusión en la red. Más de la que ella hubiera imaginado. Para cualquier madre tener un hijo supone una gran bendición, pero además supone una gran responsabilidad.

Ya sea soltera, casada, profesional, ama de casa etc, es una labor complicada y de mucha dedicación y quien diga lo contrario es que no ha sido madre antes. En su declaración afirmó que ella no va a ser esclava de su casa y de sus hijos y dicha afirmación ha sido muy repercusiva, porque no todo el mundo piensa lo mismo.

bloguera

Su post en la red, tuvo cientos de comentarios negativos y positivos, pero: ¿Por qué será que la sinceridad y el pensar de los demás nos molestan tanto? Esta joven bloguera sólo expreso lo que ella cree, y siente, y en lo que en realidad no quiere convertirse. Cada quien es libre de expresar y hacer con su vida lo que desea. De todas formas, que haya expresado esto no significa que sea mala madre. A veces darte tiempo para ti puede enriquecer más tarde el tiempo que regalas a los tuyos. Todo tiene límites y si ella ha encontrado su equilibrio, pues bienvenido sea para ella.

A continuación te presento el texto que Constance compartió en sus redes sociales:

“Te saludo a ti mujer, que sin importar las miradas acosadoras o el pensar de aquellas ¨madres vigilantes¨ las 24 horas del día, te das la libertad de checar tu móvil y permites que tus hijos exploren en cada juego del parque.

Te saludo a ti mujer, que te consientes de vez en cuando sin importar que el aseo en casa aún no está hecho pues estás consiente que con un día que no seas el robot multiusos no pasa nada.

Ser una buena madre, esposa o humano no significa pasar la eternidad limpiando tu casa. Si dejas de ver demasiado tiempo a tu familia y amigos, ellos van a empezar a hacer su vida sin ti. Confía en mí.

Te saludo a ti mujer, quien espera paciente los antidepresivos para la depresión postnatal, pintándose esto como una verdadera burla, pues continúas con ella misma después de que tus hijos crecen. ¿Esto te parece vida para ti? Mírate que mereces mucho más.

Con demasiada frecuencia, fuerza y debilidad se confunden, la fuerza está en pedir ayuda. Eres  fuerte. Muchas mujeres están pasando por la misma situación, sólo por no hablar de ello.

Te saludo a ti mujer, que sin importar las críticas o habladurías, no le importó no lograr perder todo el peso que ganó durante el embarazo.

Ser madre sin duda es el trabajo más complicado, el más exigente y demandante, no existe paga monetaria, las jornadas son de 24 horas y esto durará aproximadamente hasta los 20 años de tus hijos o más. Olvídate de todo y come, disfruta y vive, al carajo todo aquello tóxico que no debe tener cabida en tu vida, finalmente es tu cuerpo y a nadie más le debe de importar tus cambios, antes, durante y después del embarazo, sólo a ti misma”.

Seguramente pensarás distinto, o tal vez igual, pero si quieres comentar dicho texto, será un placer escucharte. De igual forma te invito a compartir este mensaje en tu muro para que tus amigos y familiares puedan ver dicha reflexión.

Fuente: Porquenosemeocurrio – Redacción, Edición y publicación: Albert Espinola