Relaciones tóxicas: No quiero estar contigo, pero sin ti no puedo vivir.

Hay situaciones y relaciones en el amor que pasan por este problema. Problema en el cual hay uno de los dos en la pareja, que es víctima del otro y sin darse cuenta pueden pasar así durante mucho, mucho tiempo.

Es víctima, porque vive en el “No quiero estar contigo, pero sin ti no puedo vivir” y durante la compañía de la pareja, vive en una relación de amor odio, que hace que, en realidad, se pierda mucho el tiempo y ambos no puedan avanzar en la vida sentimental.

Existe esa persona que dice que no puede vivir sin ti, pero que, a la que lleva horas o días contigo, te rechaza y desea huir de tu lado. Este tipo de relaciones son agujeros negros sin fondo, porque nunca terminan a nada, bueno si terminan en algo, terminan en una constante perdida de vida, de amor y de tiempo, que hace que las personas sean realmente sufridoras por culpa de que la otra persona sea tan indecisa, insegura y por así decirlo: “TONTA”.

Cuando esto sucede, lo mejor es salir de este tipo de situaciones y dejar de aguantar, para empezar una nueva historia de amor lejos de dicha persona.

Normalmente este tipo de relaciones nunca se arreglan y siempre terminan con grandes dosis de apego, soledad, daño emocional e indignidad.

El amor debe darse con facilidad y una persona no puede dudar tanto cuando ama de verdad y quiere estar al lado de alguien, si eso pasa, es porque en el fondo usa a esa persona para sus consuelos o como dice el dicho, la usa de segundo plato.

Este tipo de relaciones también llevan infidelidad y estrés y siempre son una constante desesperación para el sufrido.

Si estás viviendo algo así, no dudes en poner fin y empezar a darte tu lugar, para que por lo menos, tú mismo puedas darte el amor que mereces.

No piedras más el tiempo…

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It