familia

“Problemas familiares”. Bueno, es muy típico que en las familias existan desacuerdos o pensamientos negativos entre familiares. Tal vez, tú ahora te sientes una persona incomprendida o señalada y tachada por tu familia. ¿Cierto?

Déjame decirte algo:

Tú no eres una persona tonta y sabes muy bien el porqué las cosas pasan como pasan. Puede que tengas razón o puede que no y si analizas la situación sabrás ver desde el código moral interior propio, cuál es la realidad y la verdad.

Si sabes que has errado y que te critican y señalan porque tú eres culpable de algo o has cometido errores, debes desde ya, aceptar con humildad que tienen razón y bajar el orgullo dando un paso hacia adelante, abrazándolos y pidiendo el perdón que merecen.

No vivas como una víctima que no lo es y date cuenta de cuál es la realidad. Deja de vivir tu propia mentira y con toda la sabiduría del mundo da tu brazo a torcer y asume que debes pedir perdón y solucionar tus errores mostrando a los tuyos que mereces una nueva oportunidad.

De lo contrario, si después de analizar desde tu punto de vista moral, ves que no, que tú no tienes que pedir perdón y que más bien son ellos los que están errados y pecan de orgullo y poca humildad, entonces mira mi consejo.

Sé una persona sabia y humilde, no les tengas desde ya, nada en cuenta. El ser humano tenemos el defecto de sumergirnos en nuestra propia mentira y tú sabes muy bien que no están en lo cierto y sabes que costará mucho bajarlos del burro.

¿Pero ante esto que haces, seguir peleando contra un muro inquebrantable? ¿O dejar pasar el tiempo y ver que tarde o temprano bajarán de dicho burro y te pedirán el perdón que mereces? De alguna forma u otra.

Créeme qué tarde o temprano siempre las cosas se ponen en su lugar y cada uno con su culpa irá donde tenga que ir. Así que tranquilo, porque ahora no merece la pena estar enojado o indignado, tú sabes muy bien cuál es la realidad y sabes muy bien que ellos están ciegos bajo su mente de egoísmo y bajo la propia mente humana “DEL QUERER TENER LA RAZÓN”

La vedad solo hay una y tú la sabes, así que no te preocupes y con mente y consciencia tranquila, sigue amando a tus familiares sin tenerles en cuenta nada. Como te digo tarde o temprano el burro se cansará y se verán obligados a bajar de él con la cabeza más templada y humilde.

¡Renacerá la amista te lo aseguro!

Ama sin rencor y sin justicia propia, la vida y la moral del ser humano termina siempre por poner orden y paz en casi todas las situaciones.

Hoy sonríe y disculpa con amor. En el fondo de la cuestión nadie tiene culpa, es solo la mente humana que nos domina, NO ES NI EL SER, NI EL ALMA.

Tú no eres tu mente.

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It